Las tres claves de la vuelta de los entrenamientos en Boca: dos turnos para jugadores, cabinas sanitizantes y controles regulares

Luego del acuerdo entre la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y el Gobierno nacional, el club regresó a las prácticas con la implementación de un protocolo de salud que tiene algunas sorpresas.
El Canciller - Comentarios

1) Dos turnos para jugadores

El esquema de trabajo sectorizado implica la conformación en dos grupos de jugadores de 18 cada uno que se alternan en turnos mañana y tarde.

A su vez, ambas franjas se subdividen en sextetos que se despliegan en tres canchas con un integrante del cuerpo técnico y un médico cada una.

2) Cabinas y torres sanitizantes

La sorpresa quizás se encuentra en el equipamiento implementado que, hasta el momento, no se había utilizado en el fútbol aunque sí en otras actividades como comercios y hospitales.

Provisto por la empresa Multiprev, los xeneizes cuentan con cabinas, columnas y tótems donde personal y jugadores deben girar 360 grados con los ojos cerrados dentro de esos espacios para poder descontaminar otras superficies como la ropa, la piel del rostro o el pelo.

3) Controles regulares

Sin embargo, más allá de la división en grupos pequeños de los jugadores y los equipos sanitizantes, los médicos de la institución mantienen una coordinación con las autoridades sanitarias para la implementación de controles regulares de acuerdo al protocolo AFA.

El mismo implica, además del distanciamiento social y la higiene, el seguimiento cercano para detectar síntomas vinculados al COVID-19.

En ese sentido, los jugadores deben someterse a tres chequeos regulares: 72 horas antes de la reanudación para evitar casos asintomáticos, otro antes de la primera práctica y luego semanalmente.