Las seis políticas monetarias del Banco Central para frenar la inflación

Para el BCRA la economía local enfrenta un “crítico cuadro macroeconómico".
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro Punto 6 Nivel de actividad y...

El Banco Central consideró que la economía local enfrenta un “crítico cuadro macroeconómico”, debido a la “coexistencia de registros inflacionarios muy elevados y un intenso y persistente proceso recesivo”. Además, que la escasez de divisas generó debilidad en el sector externo.

En este sentido, a través de un comunicado se informó que se dispuso de nuevas medidas para “promover la estabilidad monetaria, financiera, el empleo y el desarrollo económico con equidad social”. Anunciaron que buscarán avanzar con una serie de “lineamientos útiles” para asistir dentro del marco de emergencia económica.

Te recomendamos leer

A continuación, las seis medidas que delinearán la política monetaria del BCRA:

  1. Tasa de Interés: bajarán los montos, ya que lo consideran “ineficiente” y “contraproducente”. Allanarán el camino para que sea compatible con el financiamiento de la producción y la construcción de rendimientos a mayor plazo, favoreciendo el ahorro en moneda doméstica. De esta manera se evitarían que caiga en niveles “reales negativos”.
  2. Precios: reducción “gradual pero sostenible” de la tasa de inflación desde un enfoque de política monetaria prudente encaminada con la política de ingresos impulsada por Nación. Con estas medidas el Banco Central espera frenar el aumento de precios en comparación con el 2019.
  3. Agregados monetarios: “en niveles históricamente muy reducidos en términos de producto”. Con la recuperación de la confianza y reducción gradual de las tasas de interés esperan poder mejorar los créditos y estimular la actividad. De acuerdo con el BCRA, la política monetaria esperaría evadir “desequilibrios que afecten en forma directa o indirecta al proceso inflacionario”.
  4. Tipo de cambio: mantendrán una política de “acumulación preventiva de reservas internacionales”. Esto quiere decir que continuarán acumulando dólares para detener cualquier fluctuación de mercado sobre la competitividad, precios internos y la distribución del ingreso.
  5. Crédito: realizarán una expansión crediticia interna para incentivar el consumo en hogares y la producción a corto, mediano y largo plazo.
  6. Nivel de actividad y empleo: con este conjunto de medidas tratarán de definir “un nuevo encuadre macroeconómico sustentado en la recuperación del mercado interno y el crecimiento de las exportaciones”. Desde el Central esperan aumentos en la inversión y la productividad, por consiguiente, expansión de la demanda y el empleo. Además, intervendrán para darle continuidad.

Frente a este escenario, esperan estar en sintonía con las medidas del Gobierno a nivel social, productivo, regulatorio y de consolidación fiscal. En un contexto de emergencia económica y social el “Banco Central considera necesario asistir excepcionalmente al Tesoro General de la Nación tanto en la eventualidad de pagos de deuda al exterior como, de ser estrictamente necesario y bajo límites prudentes que respeten el equilibrio en el mercado monetario, financiamientos en moneda local”.