Las reservas acumulan una pérdida de más de 900 millones de dólares en noviembre (y casi 3.500 millones desde el reforzamiento del cepo)

El Canciller - Comentarios

Las reservas cayeron hoy en 130 millones de dólares respecto de la jornada anterior, a u$s 38.940 millones, informó el Banco Central. A pesar de una mayor tranquilidad en el mercado cambiario, las reservas del BCRA siguen a la baja como consecuencia de una intervención cada vez más notoria de la autoridad monetaria para atender la demanda de divisas.

En lo que va de noviembre cayeron en u$s 917 millones y acumulan una pérdida de más de 3.500 millones desde el reforzamiento del cepo cambiario en septiembre.

Por esa razón, todo indica que, gracias al refuerzo del cepo cambiario, noviembre cerrará con una caída menor, aunque probablemente por encima de los u$s 1.000 millones, según analistas de mercado.

El miércoles el ministro de Economía, Martín Guzmán, reveló en el Congreso que las reservas en dólares netas de encajes que están en el Banco Central alcanzan los u$s28.365 millones.

Durante su presentación ante los senadores que integran la Comisión de Presupuesto y Hacienda en la que explicó los alcances del proyecto de Ley de Fortalecimiento de la Sostenibilidad de la Deuda Pública, el ministro sostuvo que “al último balance, las reservas en dólares netas de encajes eran u$s28.365 millones. El resto de los ítems como el swap con China, los DEG (moneda del FMI) y el oro tienen distinto grado de liquidez”.

El oficialismo logró contener la escalada del paralelo con una colocación fuerte de letras y bonos en el mercado, incluso atados al valor del dólar que funciona como un “seguro contra la devaluación”. No obstante esa apuesta costosa y agresiva, el Palacio de Hacienda no logró disipar la incertidumbre de los inversionistas que apuntan al déficit fiscal del Presupuesto del año próximo.

La gran apuesta del oficialismo sigue siendo lograr los dólares del agro para aliviar la tensión cambiaria en el marco de un nuevo acuerdo con el FMI que otorgue un sendero de previsibilidad. Sin embargo, a pesar de la suba en los valores de la soja -alrededor de los 428 dólares-, desde el campo se mantienen sin liquidar gran parte de la cosecha pasado. La especulación con una baja mayor de las retenciones y una devaluación del cambio oficial lideran las expectativas en el sector.