Las maniobras de Balcedo: apunta la Justicia a las facultades extraordinarias de Yebra

El magistrado asegura que el testaferro utilizó el dinero obtenido producto de las irregularidades administrativas y bancarias realizadas en el SOEME para su beneficio personal.
El Canciller - Comentarios

El socio de Marcelo Balcedo, Mauricio Yebra, acusado del vaciamiento de las arcas del SOEME a través de más de 200 cheques y una suma de 80 millones de pesos, complica aún más su situación con la Justicia. Procesado con prisión preventiva, Yebra está acusado de lavado de activos y asociación ilícita.

El juez federal Ernesto Kreplak sostiene que Yebra entró al Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación (SOEME)  para convertirse en el testaferro de su amigo Balcedo y su esposa.

Las extracciones de Yebra de las arcas del SOEME nunca se justificaron y la justicia intenta verificar si la compra de los autos de lujo y las embarcaciones de Balcedo fueron compradas con los cheques que recibía el testaferro en cuestión.

Balcedo otorgó a Yebra el poder general de administración y bancario, lo que le permitía endosar los cheques del Banco Columbia. En tal sentido, el juez de la causa no tiene dudas de que el dinero para pagar los lujos de Balcedo salía de las maniobras de Yebra.

“Yebra utilizó el dinero obtenido producto de las irregularidades administrativas y bancarias realizadas en el SOEME para su beneficio personal, pretendiendo disimular la calidad ilícita de tales fondos dándoles ingreso a su patrimonio con apariencia de licitud, mediante la adquisición de bienes registrables y realizando consumos propios de un estilo de vida extremadamente incompatible con sus ingresos declarados”, sostiene el juez Kreplak en su fallo.