Las claves de un viernes negro para el Pata Medina: la Justicia lo deja preso

El juez federal de Quilmes, Luis Armella, lo procesó con prisión preventiva y rechazó los planteos de la defensa
El Canciller - Comentarios

“Cada vez que empiezo una obra tengo que ir a calle 44 entre 4 y 5, donde funciona la UOCRA a firmar el acuerdo de paz social, ahí se establece que yo tengo que tomar el 70 por ciento de la gente de la bolsa, esta gente es la que ponen ellos, pero en realidad ellos me piden el 50 por ciento de su gente y además tengo que pagar lo que ellos llaman el “camping” que es una coima”. El testimonio forma parte de la causa donde hoy fue procesado Juan Pablo “Pata” Medina.

Lavado de dinero, intermediación financiera sin contar con autorización y asociación ilícita con extorsión son los delitos que habría cometido el Secretario General de la UOCRA Seccional La Plata para el juez federal de Quilmes Luis Armella. El fallo es lapidario: habla de una organización criminal que funcionaba por lo menos desde 2006; que tenían una “arquitectura financiera económicamente preparada para la comisión de delitos de tipo comercial”.

– “Paz social”

El juez dividió en dos partes la acusación contra el Pata y su entorno. Por un lado, sostuvo que el sindicalista junto con su hijo Cristian Isidoro Jesús Medina, su cuñado David Emiliano García y otras personas extorsionaban empresarios para que firmaron un “convenio” denominado de “Paz Social”. En base a eso, cuando realizaban obras públicas debían incorporar personal cercano a ellos y estaban obligados a contratar a una empresa que proveían desayuno y viandas, como ser Abril Catering S.A., el Rey del Cielo y Mejor que en Casa. Justamente esas eran las que tenían relación con los acusados. Berazategui, La Plata y Ensenada eran las ciudades donde tenían influencia.

El dinero que conseguían gracias a las extorsiones debía canalizarse por algún lado. Dicho de otra forma, debían “ingresarlo al sistema”. Es así que la plata pasaba al patrimonio de Abril Catering (cuyos titulares son Juan Horacio Homs y Liliana Beatriz Frontan, también procesados) y después a las empresas del entorno de Medina como Rey del Cielo y Mejor que Casa. Un detalle: ya que tenían la “exclusividad” de ese servicio de viandas, aprovechaban y fijaban precios muy por encima de los de mercado.

– Autos, cuentas bancarias y sinceramiento

Armella también se dedicó a analizar cuentas bancarias, registros de vehículos y de inmuebles. Sólo para ejemplificar: el Pata tiene una Toyota Hilux 2016; un Jeep de 1964; otra Hilux de 2009 y un cuatriciclo Honda modelo TRX500 de 2009. Abril Catering tiene a su nombre 39 vehículos.

Medina hizo un depósito el 16 de noviembre de 2016. Cinco millones de pesos en una cuenta del Banco Provincia. ¿El motivo? La ley 27260 de reparación histórica a los jubilados que contenía un artículo sobre sinceramiento fiscal. Otro dato que el juez consideró injustificable son los 328 mil dólares que tenía en una caja de seguridad.

– ¿Por qué van a seguir presos?

Armella no se olvidó del último exabrupto del Pata y se tomó el tiempo de citarlo en su fallo: “si me meten preso, les prendo fuego la provincia”. Para el juez, todos los acusados podrían obstaculizar la investigación y accionar de la justicia. Aunque los haya embargado por sumas millonarias, consideró que hay parte del patrimonio que todavía permanece oculto y que puede llegar a financiar una posible fuga.