Las 7 mujeres que lideran la lucha contra la pandemia en el mundo

La situación que atraviesa el planeta, visibiliza las fortalezas y capacidades de aquellos que están al frente de cada Gobierno. Quiénes son las mujeres que ocupan un rol preponderante ante el coronavirus y cuáles son las capacidades que las distinguen.
El Canciller - Comentarios

Si bien los líderes negacionistas suelen ocupar las portadas de las noticias, también están aquellos que muestran empatía y cercanía con sus ciudadanos. En este segundo grupo se destacan 7 mujeres, que están logrando combatir y controlar la expansión de la pandemia en sus respectivos países.

Angela Merkel (Alemania), Jacinda Ardern (Nueva Zelanda), Tsai Ing-wen (Taiwan), Katrín Jakobsdóttir (Islandia), Sanna Mirella Marin (Finlandia), Mette Frederiksen (Dinamarca) y Erna Solberg (Noruega) son las primeras ministras y presidentas que visibilizan un rol efectivo, sobrio, calmo y prudente. Gracias a sus decisiones ganaron la confianza de sus ciudadanos y obtuvieron resultados positivos frente a la pandemia.

La presidenta de Taiwan en el Centro Central de Comando Epidémico.

“La mujer tiene más desarrollada la sensibilidad, la intuición y la inteligencia emocional, las cuales son capacidades distintas a las que tienen los hombres. Por eso, las mujeres líderes tienen una mayor llegada genuina y cercana“, sostiene la coach Guadalupe Tisera.

Pero no sólo se diferencian de los varones por cómo son, sino por lo que generan en las sociedades. La especialista explica que “ellas inspiran credibilidad y confianza: elementos fundamentales para ser un buen líder”. La manera en que logran esa confianza es porque “se muestran humanas”.

Además de conducir países y combatir la pandemia, las primeras ministras y presidentas demuestran que si quieren pueden tener un rol trascendental a nivel profesional, también formar una familia y ser madres o decidir no serlo.

Al momento tiempo de parir, Jacinda Ardern llevó a su bebé a una Asamblea de la ONU.

En 2018, la primera ministra de Nueva Zelanda , Jacinda Ardern se convirtió en la segunda dirigente del mundo en dar a luz en el ejercicio del cargo. “De a poco se habilita un espacio para ser mujer líder, en paralelo tienen hijos o no, y hacen lo que se proponen, sin oprimir lo femenino”, afirma la experta.

“Tener un buen liderazgo implica trabajar con la verdad y la realidad, porque es necesario que la persona líder guíe con la verdad y se sienta parte del equipo”, explica Tisera. Y agrega: “Las mujeres tienen esa capacidad, sumado a que escuchan los pedidos tanto de la sociedad como de sus gabinetes“.

La coach reconoce que antes la mujer competía con el hombre y el espacio surgía desde el lugar de parecerse a él, a diferencia de lo que sucede en la actualidad. “Hoy la líder ejerce el rol desde lo que es y no desde la comparación, esto hace que su liderazgo sea más genuino”. A su vez, hace hincapié en el poder de ser mujer está intrínseco en una misma y el empoderamiento las conduce a ocupar altos cargos, exigir la equidad y el respeto por sus derechos.

Este mes, la primera ministra de Islandia reunida con mujeres líderes de la OCDE y el Instituto de la ONU sobre Igualdad de Género y Empoderamiento de las Mujeres.

Aunque las cualidades se pueden trabajar, Tisera considera que las líderes mundiales tienen capacidades innatas, las cuales les permiten convocar a las personas: “Una cualidad positiva de las mujeres líderes es la sensibilidad, que les permite tomar decisiones acertadas, ya que perciben mejor cuáles pueden ser las necesidades de su población”. Asimismo, la especialista hace hincapié en que “cuando exponen su vulnerabilidad no las hace más débiles en su liderazgo, sino que lo usan a su favor”.

Te recomendamos leer

Merkel: actitud y responsabilidad

Pese a que Alemania es uno de los países que encabeza la lista con mayor cantidad de casos entre sus habitantes, la actitud de su canciller, Angela Merkel, la volvió a colocar en el centro de la política internacional con el avance del coronavirus. “Es el mayor desafío para Alemania desde la Segunda Guerra Mundial”, expresó tiempo atrás, cuando el Covid-19 comenzaba a invadir tierras germanas. Posteriormente, Merkel conformó un comité científico, ordenó el aislamiento y la realización de miles de tests. “Esto es serio, tómenlo en serio”, solicitó a sus ciudadanos.

El compromiso y la disposición con la que enfrenta la situación, la posicionan como una de las referentes en la lucha contra el coronavirus en el mundo.

El pasado miércoles, el presidente Alberto Fernández mantuvo una conversación telefónica con Merkel, en la que le “reconoció el liderazgo en el control de la pandemia y coincidió con la visión de la canciller alemana sobre que el conocimiento debe ser compartido y universalizado“, según consignó el comunicado emitido por Casa Rosada tras el diálogo.

Mujeres al mando

Por otra parte, Taiwan es uno de los grandes ejemplos para los demás países que pelean contra el coronavirus. En enero estableció un centro de mando para controlar la pandemia, empezó a controlar los vuelos que llegaban desde Wuhan y estableció cuarentenas para los viajeros de riesgo.

Hasta el momento, el país asiático registró solo 429 casos, con 322 recuperados y 6 muertos. La primera ministra comunicó en su cuenta de Twitter que durante tres días consecutivos no hubo casos positivos y en un solo día donaron los taiwaneses más de 1.000.000 de barbijos. 

Nueva Zelanda también lleva un excelente control de la expansión del Covid-19. Por ahora, tiene 1129 contagios, 1241 recuperados y 19 muertes. Su población asciende a 4.930.000 de habitantes. La primera ministra confirmó que no hay transmisión comunitaria.

De a poco algunas actividades económicas podrán activarse. Desde la semana próxima, los neozelandeses podrán verse con familiares cercanos y personas que viven en aislamiento en el mismo pueblo o ciudad.

Te recomendamos leer

Asimismo, Islandia y Finlandia van flexibilizando las cuarentenas. El primer país nórdico alcanzó las 10 muertes, 1797 infectados y 1656 recuperados. Mientras que el segundo, llegó a 206 fallecidos, 4906 contagios y 2800 recuperados. También Noruega tiene cifras muy lejanas a las de países como Italia y España, cuenta con 7710 infectadas y 207 muertos.

Noruega y Finlandia rápidamente impusieron un límite de reunión de 10 personas, impulsaron el teletrabajo, cerraron las fronteras; restringieron las visitas a los geriátricos, y cerraron escuelas y universidades. Además Finlandia cercó la región de Uusimaa, donde está Helsinki, por ser el mayor foco de contagios del coronavirus del país.

Por su parte, Islandia, el país europeo menos poblado (con 364.134 habitantes), ya testeó al 10% de su población y se convirtió en un ejemplo contra la propagación del coronavirus. Ningún otro país logró controlar a esa cantidad de personas hasta ahora. Las autoridades de la isla explicaron que se alcanzó el pico de contagios y que aplanaron la curva. Por ahora, se produjeron 10 muertes, se recuperaron 1656 personas y se contagiaron 1797.

La primera ministra islandesa, Katrin Jakobsdottir, anunció que desde el 4 de mayo se levantarán de a poco las medidas tomadas contra el coronavirus. Se abrirán los colegios secundarios y las universidades; los museos y las peluquerías.