Las 3 razones del cambio de órbita de Energía: YPF, Vaca Muerta y tarifas

La renuncia de Lanziani y el traspaso de la secretaria de Desarrollo Productivo a Economía forman parte de una agenda integral que el gobierno busca abordar para la post-pandemia.
El Canciller - Comentarios

La Secretaría de Energía tiene nuevo titular: luego de que el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, le pidiera la renuncia a Sergio Lanziani, el Gobierno nacional designó al diputado nacional Darío Martínez como su reemplazante. No fue el único cambio. Alberto Fernández decidió que la cartera deje de estar bajo la órbita de Kulfas y comience a ser tutelada por Martín Guzmán.

¿Por qué se dio este cambio de piezas? Fuentes cercanas al ministro de Economía deslizaron a El Canciller que el sector energía es “una preocupación esencial” del discípulo de Joseph Stiglitz. “Es un sector fundamental, necesitamos que progrese”, suman desde su entorno.

“¿La modificación obedece a un crecimiento de la influencia de Guzmán en el gobierno tras el acuerdo de la deuda?”, preguntó este medio. “Martín es el anti-pacman, no es una persona que siente o piensa en términos de poder, sino en términos de racionalidad”, replicaron.

En ese sentido, desde la cartera aseguraron que habrá interconsultas permanentes con el Ministerio de Desarrollo Productivo y el directorio de YPF, desde el Palacio de Hacienda atribuyen el cambio de órbita de la Secretaría a una cuestión macroeconómica clave. Es que la administración nacional pretende darle al sector energético perspectivas de normalización para ordenar la economía. En los últimos años -tanto en el segundo mandato de Cristina Kirchner como en el de Mauricio Macri-, la actividad se ha constituído en el principal factor desencadenante de los desequilibrios fiscales.

El reemplazo de Lanziani se produce dos días después de que Fernández autorizara el primer aumento de las naftas desde el comienzo de su gestión. En esta línea, Darío Martínez tendrá por delante la definición sobre los cambios -o la anulación- de los cuadros tarifarios actuales, la reactivación de Vaca Muerta y la recuperación de YPF, que en su balance del segundo trimestre reportó pérdidas netas por $85.000 millones.

“En los cuatro años previos ha habido un deterioro muy profundo para YPF, con caída de la producción y caída de la inversión. Los números son realmente dramáticos. Lo único que creció fue la deuda en YPF. Ese estado es lo que hay que revertir. No me voy a meter en lo que es la tarea de los que dirigen a YPF, estará YPF presentando sus planes integrales y desde el Estado se trabajará de una forma muy cercana para apoyarlos“, sentó posición Guzmán, en una entrevista con María O’Donell.

El ministro ha manifestado, además, que el desarrollo de la energía es vital para el ingreso de dólares al país, en tiempos en los que a la Argentina no le sobran divisas extranjeras. El foco es recuperar la soberanía: no tener que recurrir a las importación para abastecerse y poder exportar. Desde esta perspectiva, la producción de energía no puede convertirse en un cuello de botella.

“Lanziani desde el primer día ha tenido muchos inconvenientes en su gestión, estaba muy debilitado. En estos ocho meses de gobierno ha sido muy nombrado por los problemas que acarreaba, la situación no daba para más“, apunta un vocero oficial. El misionero tenía una relación muy tirante con su jefe, Kulfas, y no había tenido poder de decisión ni en la discusión sobre las tarifas ni en la fijación del barril criollo.

La llegada de Darío Martínez

El actual presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados guarda un estrecho enlace con la industria. Oriundo de Río Negro, inició su carrera política por el Frente Cívico para la Victoria (FCpV), una alianza entre el Partido Justicialista (PJ) y la Unión Cívica Radical (UCR) local.

En el segundo gobierno de Cristina Kirchner estuvo al frente de la Fundación YPF en Neuquén y fue un fuerte crítico de la gestión del macrismo en el área energética: cuestionó en varias oportunidades al ex ministro Juan José Aranguren y denunció a Macri en el caso de los Panamá Papers. 

Te recomendamos leer

Desde el gobierno nacional ponderaron que es un “contador idóneo en la materia, que conoce como pocos a la principal provincia productora de hidrocarburos en la Argentina”. En los últimos días, Martínez había participado de reuniones clave para destrabar los nuevos planes de la Casa Rosada en el sector. En marzo de 2019, secundó a Ramón Rioseco en la fórmula de Unidad Ciudadana que compitió por la Gobernación de Neuquén. Finalizaron segundos, detras del reelecto Omar Gutiérrez.