Larreta, Pichetto y el campo: garantiza el bloque optimista la gobernabilidad de Macri

El Canciller - Comentarios

En las primeras horas del sábado, se activó el bloque optimista de líderes políticos que asumen la situación fatal económica que se está viviendo, pero apuestan a Macri como comandante para salir de la “tormenta perfecta”.

Con esa descripción, el jefe de gobierno porteño definió el panorama nublado que enfrenta el oficialismo. “Hay fundamentos como para que la Argentina crezca. Esperemos que pase toda esta tormenta de los mercados lo antes posible”, sintetizó Horacio Rodríguez Larreta que se dedicó a negar los rumores que indican que él reemplazaría a Marcos Peña en la jefatura de gabinete.

Marcos Peña está muy bien en su lugar, es un hombre de confianza del Presidente con el que yo trabajo hace 15 años y es uno de los pilares de Cambiemos. A mí la gente me eligió por 4 años, tengo que cumplir mi mandato, tengo un montón de proyectos en marcha en la Ciudad”, le aseguró a Marcelo Bonelli en Radio Mitre y fue enfático: “Es un disparate, no hay ninguna posibilidad”. El objetivo electoral sería otro para el jefe de gobierno, quien hace dos días reconoció que está pensando en la reelección.

Sin embargo, Larreta es -quizás- el eslabón más obvio de los expositores que apoyan públicamente al Presidente en el ojo de la tormenta. Miguel Ángel Pichetto continuó hoy su cruzada para situarse en las cercanías a Cambiemos.

El jefe del bloque peronista en el Senado consideró que la devaluación que se está viviendo necesita de un liderazgo claro, medidas concretas y un plan a futuro. “Todos estamos preocupados, esperando que el Gobierno pueda encontrar un senda de ordenamiento y fijarle un techo al dólar. Deben presentar una propuesta, un plan económico. Más allá de la fragilidad, vemos la falta de un proyecto de hacia dónde vamos”, explicó en Sábado Tempranísimo.

Pero esta crítica no es exactamente negativa. Para Pichetto el esfuerzo deberá ser en conjunto con los gobernadores quienes deberán “ser prudentes”. Además, le aseguró a los gobernantes que su bloque no complicará la situación: “El peronismo no va a tirar leña al fuego en este momento tan difícil”.

El último actor que se sumó a bancar al Gobierno en la tormenta fue el campo. Mientras que ya se rumorea que una de las acciones posibles es volver a implementar las retenciones, hecho negado por el presidente infinidad de veces durante los últimos tres años, el sector agropecuario está preocupado por su futuro pero confía en el liderazgo de Cambiemos.

“El campo está aportando una inversión de 12.000 milllones de dólares. Eso motoriza al sector y traerá dólares, que es lo que más necesita el país en esta crisis. Hemos hablado con el ministro de agroindustria y no escuché de ningún funcionario que aplicarán retenciones”, aseguró el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA) Daniel Pelegrina.

En simultáneo, otro líder del sector abrió el panorama y deslizó que estaría dispuesto a “sentarse en la mesa para discutir retenciones”. “No nos podemos mirar el ombligo en este momento”, admitió Carlos Iannizzotto, presidente de CONINAGRO en Rock & Pop.