Lanza Netflix la serie sobre Messi en la Selección, pero no tiene ningún título

Luego del descomunal éxito de Luis Miguel, la empresa de entretenimientos estadounidense se lanza con todo a contar la historia de La Pulga. Polémica con el personaje del padre, un inútil evasor de impuestos que casi lo manda preso.
El Canciller - Comentarios

La escena es desgarradora. Acaba de terminar el partido contra Francia y Leo –interpretado por Pablo Granados– llora desconsolado. “No puedo más, se terminó la Selección para mí”, le escribe al padre. La respuesta no tarda en llegar: “Dejate de decir pelotudeces, querés”. Firmado: Jorgito Rey.

En total, son doce los capítulos de la primera temporada de la serie sobre Lionel Messi en la Selección, que “todavía no tiene ningún título”, según aclararon desde Netflix, en donde se reconocieron aún “en pedo” por el éxito de la serie de Luis Miguel.

“La idea es contar un poco cómo fueron todos estos años de Leo durmiendo en una plaza y media en el predio de Ezeiza, tratando de que Di María pueda controlar los ronquidos”, aseguró una fuente ligada a la producción, quien advirtió que el envío no tiene el aval de La Pulga, pero sí de Mascherano y la banda de amigos.

La misma fuente se negó a hacer comentarios sobre la polémica alrededor de Jorgito Rey, pero trascendió que la familia Messi estaría evaluando iniciar acciones legales por lo que consideran es una caracterización “agraviante”. De todas maneras, en Netflix confían en que “nadie que no sea Leo mueve el orto en esa familia, así que tranqui”.

Por su parte, Pablo Rago, que interpreta al padre de la estrella, manifestó que para componer el personaje viajó a Rosario, se entrevistó con amigos y familiares de Jorge Messi, y dejó de pagar Bienes Personales. “Me metí mucho en el papel, es el desafío más grande de mi carrera”, señaló el actor, que ya recibió cuatro intimaciones por parte de la AFIP.

Debido a la expectativa que ya generó el anuncio de la primera temporada, los productores estarían analizando hacer una y hasta dos más, aunque dependerá de cuánto más juegue Messi en la Selección. “Tenemos que esperar a ver quién dirige ahora”, informaron en Netflix, aunque reconocieron entre risas que “es una manera de decir”, porque “el que dirige siempre es este enano hijo de puta”.

Nada de eso parece afectar al astro del Barcelona, de vacaciones hace más de un mes, primero en Rusia y ahora en el Caribe. De hecho, en su entorno dicen que le ofrecieron participar de la serie y prefirió no hacerlo, aunque seguramente la vea en los horarios “de entrenamiento”.