La postura de Lacunza sobre los dólares en el exterior de Aranguren

El exministro de Energía aseguró que está trayendo sus divisas para poder vivir. "Es una decisión personal. Yo tengo mis dólares en Argentina y me parece lo correcto", remarcó el ministro de Hacienda.
El Canciller - Comentarios

Hernán Lacunza se diferenció de Juan José Aranguren luego de que el exministro de Energía revelara que está trayendo sus dólares del exterior para vivir. El actual funcionario del gabinete nacional aseguró que ese tipo de decisiones son “individuales” pero subrayó que él tiene sus divisas en la Argentina y le parece “lo correcto”. 

Lacunza, Aranguren y los dólares en el exterior

En una entrevista que brindó a La Nación, Aranguren recordó las críticas que recibió por sus depósitos en el exterior: “Si un ministro argentino o cualquiera tiene sus ahorros, que hizo como empleado en relación de dependencia, salvaguardados, protegidos en el exterior, es una decisión de ese tipo”.

“Después de que me fui (del Gobierno) y de la devaluación, en una tapa de Página/12 pusieron ‘Aranguren tenía razón’ porque yo había dejado mis ahorros afuera. De hecho hoy, que todavía no tenemos ingresos [en su consultora], estoy trayendo mis dólares en este momento, que tendría que ser al revés, para continuar viviendo”, agregó.

Aranguren: “Hoy estoy trayendo mis dólares al país para continuar viviendo”

Para Lacunza, “esas son decisiones individuales, particulares. Cada uno hace con su patrimonio lo que cree conveniente”. “Yo los tengo en el país y me parece lo correcto, pero no opino de Aranguren”, remarcó en diálogo con La Red.

Situación de la deuda externa

En otro tramo de la nota con Luis Novaresio, el ministro de Hacienda aseguró que “de ninguna manera (la deuda es impagable). La deuda argentina son 314.000 millones de dólares, eso es el 68% del Producto Bruto Interno del país. Es una deuda de una magnitud razonable”

Te recomendamos leer

Lacunza consideró que la Argentina no tiene “un problema de solvencia”, por lo que no hay incobrabilidad. Para el economista, se trata de una situación transitoria de “iliquidez”, ya que hay reservas para solventar el fenómeno, pero es necesario recuperar el mercado de crédito voluntario. “En el primer trimestre del año que viene tenemos que tener resuelto esto“, aseguró.