La vuelta de Aníbal al Gobierno: del llano a interventor del Yacimiento de Río Turbio

En las últimas elecciones, el exjefe de Gabinete de Cristina Fernández no había superado el piso de las PASO para ser concejal de Pinamar.
El Canciller - Comentarios

Una vez más, Aníbal Fernández será funcionario nacional. En esta oportunidad le tocará ser interventor del Yacimiento Carbonífero de Río Turbio (YCRT) en la provincia de Santa Cruz. El exintendente de Quilmes estará bajo la órbita del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Este jueves se hizo oficial la designación a través del decreto 119/2020, publicado en el Boletín Oficial. El texto sostiene: “Reúne las condiciones necesarias y la idoneidad profesional requerida para desempeñar dicha función”.

Además de ser el exjefe de Gabinete de Cristina Kirchner, se desempeñó como secretario general de la Presidencia, senador nacional por Buenos Aires, ministro del Interior, y de  Justicia, Seguridad y Derechos Humanos.

Hace más de cuatro años que Fernández no ejercía la función  pública. Intentó en 2015 ser elegido gobernador de la Provincia de Buenos Aires, pero perdió frente a María Eugenia Vidal. A su vez, el año pasado se presentó como precandidato a concejal de Pinamar, pero su lista no pasó las internas del Frente de Todos.

En su biografía de Twitter, Fernández se define como “incondicional de Alberto y Cristina”, también había expresado su apoyo al también ex jefe de Gabinete: “Si en algún momento el Presidente me necesita, me buscará y estaré.” En la misma red social siempre comparte fotos de las actividades que realizan el presidente y la vice.

El dúo Fernández en otros tiempos.

Hasta el momento la página del YCRT no actualizó a sus autoridades y todavía figura como interventor de la empresa minera de carbón Omar Faruk Zeidan. En ese entonces, tuvo desencuentros con los gremios de la empresa estatal y de los servicios ferroportuarios con terminales en Punta Loyola y Río Gallegos.

El seis de enero pasado fue a visitar al presidente a la Casa Rosada, cuando salió explicó que “sólo había ido a visitar a un amigo” y negó que Fernández le hubiera ofrecido un cargo en su Gobierno.