La renuncia de Moldes: sus últimas investigaciones en las causas de corrupción

El gobierno aceptó la renuncia del Fiscal General ante la Cámara Federal. Moldes había sido muy crítico de CFK: "No fue magia, fue corrupción", estableció en uno de sus escritos.
El Canciller - Comentarios

El Gobierno nacional aceptó, este jueves, la renuncia del Fiscal General ante la Cámara Federal, Germán Moldes. El empleado del Ministerio Público había renunciado a su cargo el pasado 30 de septiembre, al padecer un problema de salud: estaba internado desde hace varias semanas por un ACV.

Moldes había sido designado por Carlos Menem para el cargo de Fiscal ante la cámara por la Ciudad en mediados de los 90´. Antes había sido funcionario del riojano, en tiempos donde José Luis Manzano comandaba el Ministerio del Interior.

Su rol como fiscal no fue uno más: Moldes fue, por más de veinte años, el único acusador público porteño ante la Cámara Federal. En otras palabras, era el encargado de sostener o descartar las  apelaciones de los fiscales de primera instancia contra los fallos de los jueces de Comodoro Py, los que investigan los casos más sensibles para el poder político: los de corrupción.

En ese sentido, tuvo participación exclusiva en los causas que investigan los funcionarios de los últimos gobiernos, entre ellos el de Cristina Kirchner como de Mauricio Macri.

Hotesur

En 2015, el fiscal había recibido la denuncia por el delito de asociación ilícita en la actividad hotelera que mantiene la familia Kirchner. De acuerdo a la investigación, en el hotel se habría desviado dinero recibido por obra pública y “sustraído al Estado Nacional”. La investigación de Moldes no estuvo ajena a las polémicas: ese año, aseguró que el Gobierno quería cajonear la causa y aseguró que la por entonces procuradora, Alejandra Gils Carbó, llevaba adelante esa directiva.

Luego de la resolución de Claudio Bonadio de enviar a juicio a la ex presidenta y a sus hijos Máximo y Florencia, Moldes cumplió con su etapa de investigación. La causa espera el juicio oral y público en el Tribunal Oral Federal 5.

Panamá Papers

Luego de la filtración de los millones de datos bancarios de cuentas offshore que se radicaban en el país caribeño, Mauricio Macri fue denunciado por el delito de lavado de dinero. El presidente aparecía en el directorio de la firma Fleg Trading LTD, que había creado su padre, Franco Macri. Cuando en primera instancia se indicó que el accionar de Macri no era pausible del delito de lavado de activos, en la apelación Moldes opinó que el expediente debía pasar sólo al Fuero Penal Económico.

Te recomendamos leer

Memorándum con Irán

En esa causa, Moldes también participación en la investigación. Luego de la denuncia de Alberto Nisman, que acusó a Cristina Kirchner por el delito de “traición a la patria”, la imputación fue rechazada, en primera instancia, por el juez Daniel Rafecas. Moldes apeló y cargó contra Cristina Kirchner. “Hay una persona que se llama Cristina Fernández de Kirchner que no admite ser sometida al escrutinio de la Justicia, y hay sembrados a lo largo de una década estamentos en el Poder Judicial que están al servicio de esa negativa”, expresó en ese entonces. Luego, completó su declaración: “Hay que hacer desratización y una fumigación de este ambiente tan corrompido”.

Ruta del dinero K

Luego que segundas y terceras líneas del gobierno kirchnerista fueron sobreseídos en la causa que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner está procesada por direccionar obras públicas en favor del empresario Lázaro Báez, Moldes apeló la medida ante la Cámara Nacional. En su escrito -uno de los más fuertes en sus últimas resoluciones- indicó que “no fue magia, fue corrupción” y dio el detalle que Baez habría recibido “46.230 millones de pesos por parte del Gobierno nacional”.  “Los números impresionan y se hace difícil para el ciudadano común comprender la cuantificación del robo. Estamos hablando de cuantiosas y descomunales sumas de dinero público que «nada por aquí, nada por allá», por arte del tejemaneje y escamoteo, entre coimas y tajadas, se evaporaron de las arcas del Estado para ir a llenar los bolsillos de una pandilla de malandrines y deshonestos”, completó.