La respuesta de Rosenkrantz al pedido de juicio político (antes de la reunión de la Corte por el per saltum)

El titular del máximo tribunal cuestionó al entorno de Cristina Kirchner. Un fallo en contra de los intereses del gobierno podría abrir un camino sinuoso a futuro.
El Canciller - Comentarios

En la previa de una nueva reunión de la Corte Suprema de Justicia, en la que podría dirimirse el futuro de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, Carlos Rosenkrantz rechazó esta tarde el pedido de juicio político de una diputada del Frente de Todos y arremetió contra el sector más radicalizado del oficialismo.

“Una cosa es un juicio político, que apunta a destituir a un juez por incumplimiento de sus deberes, y otra cosa es el juicio motivado por intereses políticos“, redactó el presidente del máximo tribunal, a través de una declaración en la que denunció una “campaña de desprestigio” en su contra. El funcionario agregó que las acusaciones son “completamente infundadas” dado que no ha incumplido “deber funcional alguno”.

Rosenkrantz se pronunció así luego de que la legisladora Vanesa Siley renovara un pedido de juicio político en su contra, que había sido presentado el pasado 25 de septiembre por la posición del jurista frente al principio de 2×1 en causas de delitos de lesa humanidad. La diputada del oficialismo, que no concitó el apoyo de la Casa Rosada y desató una nueva disputa con Juntos por el Cambio en el ámbito judicial, solicitó el inicio de una investigación por “mal desempeño y eventuales delitos en el ejercicio de sus funciones”.

La respuesta del magistrado cobra relevancia a horas de que los cinco miembros del tribunal vuelvan a reunirse para tratar el recurso de per saltum presentado por Bruglia, Bertuzzi y Castelli, al verse desplazados de sus cargos a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial luego de la aprobación del Senado. Este domingo, el Procurador General de la Nación, Eduardo Casal, dictaminó con un documento de 32 páginas a favor de que los traslados sean validados por la Corte.

Con su denuncia, Rosenkrantz apuntó directamente hacia el corazón de Cristina Kirchner. Es que esta mañana, el diputado del Frente de Todos y con llegada directa al Instituto Patria, Leopoldo Moreau, avaló el pedido de juicio político de su colega y aseguró que la Corte Suprema está “agotada”. En la misma línea se expresó la defensora de la firma de la Vicepresidenta, Graciana Peñafort, quien afirmó que el máximo tribunal “se equivocó” al aceptar el recurso de salto de instancia que pone en suspenso la remoción de los tres jueces señalados por el gobierno.

En ese contexto, el máximo tribunal deberá pronunciarse -la sentencia podría ser mañana o a más tardar la próxima semana- respecto a la cuestión de fondo. Rosenkrantz tiene una posición tomada: cree que Bruglia, Bertuzzi y Castelli fueron correctamente trasladados y corresponde su permanencia en la Cámara Federal y el Tribunal Oral Federal 7, respectivamente. Los tres magistrados cuentan con poder de decisión sobre causas que complican a Cristina.

Sin embargo, en las últimas horas corrió con fuerza el rumor de que Highton, Lorenzetti, Rosatti y Maqueda optarían por una resolución intermedia que ratifique los traslados de los jueces de forma excepcional, es decir, hasta que se cubran sus puestos a través de concursos.

¿Por qué la cabeza del Poder Judicial podría adoptar una salida edulcorada al litigio? En caso de fallar en contra de los intereses de la Casa Rosada y convalidar el traslado irregular de los magistrados, sentaría jurisprudencia para que el gobierno nacional, en un futuro, obre de la misma manera que la administración de Mauricio Macri y traslade jueces por decreto sin la intervención de la Cámara de Senadores, tal como marca la Constitución Nacional.

Por su parte, el Consejo de la Magistratura, que el viernes pasado le pidió a la Corte que no aceptara el recurso del per saltum, este domingo mermó sus aspiraciones. En diálogo con Perfil, el presidente del órgano, Alberto Lugones, confirmó que acatarán la sentencia del máximo tribunal porque deben garantizar ese funcionamiento a futuro.