La recaudación, otra vez debajo de la inflación (y sin previsiones positivas en el corto plazo)

Los ingresos impositivos continúan creciendo a un ritmo menor al que lo hacen las subas de los precios. Qué se puede esperar en el futuro cercano.
El Canciller - Comentarios

En 15 de los últimos 16 meses, la recaudación tributaria creció por debajo de la inflación. En octubre, el índice aumentó 42,8% interanual, mientras que la suba generalizada de precios estimada para los últimos 12 meses supera, como mínimo, el 50%. Recesión económica y devaluación de la moneda nacional, dos claves que conspiran contra el repunte de los recursos impositivos.

En agosto de este año, la AFIP había vuelto a informar un crecimiento de los ingresos del fisco por sobre el alza de precios, algo que no ocurría desde junio de 2018. Mucho tuvo que ver el sector externo, a través de una dinamización de las retenciones a las exportaciones y los derechos de importación, así como de la tasa de estadística.

En ese entonces, el índice mostró un incremento de 56,3%, casi dos puntos más que la inflación interanual (54,5%).

Te recomendamos leer

Sin embargo, el resultado electoral de las PASO echó por tierra todos los números. La moneda nacional se devaluó más de $12 luego del triunfo de Alberto Fernández por sobre Mauricio Macri, acentuó la fragilidad de la economía argentina y el Gobierno debió disponer la quita del IVA en alimentos y la baja imponible en ganancias.

En este sentido, el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, aclaró que sin estas medidas, la recaudación hubiera sido mayor al 50%.

¿Puede la recaudación volver a crecer por sobre la inflación en el corto plazo?

“Para que la recaudación aumente, la economía tendría que levantar o se deberían subir impuestos, que no es lo deseable. En el mediano plazo, podés jugar bajando la evasión o volviendo más eficiente la administración tributaria, pero eso no se puede hacer de inmediato”, indicó el economista de FIEL, Daniel Artana, ante la consulta de El Canciller. 

“Lo que te está golpeando muy duro ahora es el impacto de las rebajas impositivas post PASO y la reforma tributaria del 2017 que preveía rebajas de impuestos“, agregó, en línea con el análisis del mandamás del organo recaudador.

Por lo menos hasta diciembre, va a seguir mal. Por dos temas. El primero es las medidas que adoptó el Gobierno. El otro tema es que el consumo en el corto plazo no va a repuntar mucho, entonces lo que se recauda puede crecer pero muy poco. Con lo cual, de acá hasta que estas medidas vuelvan para atrás, no va a mejorar”, explicó a este medio el consultor de Invecq, Santiago Bulat.

“Veremos después qué pasa con la actividad económica, la recaudación es un espejo de su desempeño. Hasta que la economía no toque piso, no va a volver a crecer la recaudación“, cerró.