La Purga Por Siempre: nuestro ranking de la mejor a la peor

La semana pasada se estrenó una nueva película de La Purga y te contamos cuál es nuestra favorita hasta el momento.
El Canciller - Comentarios

Las películas de la franquicia ocurren en Estados Unidos y se basan en un futuro distópico en donde hay un período anual de 12 horas en el que todas las formas de crimen están permitidas y son legales, incluso el asesinato. La “celebración” empieza a las 7:00 PM del 21 de marzo y termina a las 7:00 AM de la mañana siguiente y se trata de una bajada de línea traída por los llamados padres fundadores. Estos  entienden que el ser humano es violento por naturaleza y que de esta manera se puede habilitar un día para  “liberarse” y así mantener la tasa de criminalidad por debajo del uno por ciento. Aunque se fomenta la participación de los ciudadanos, también está permitido quedarte en tu casita o en lugar seguro hasta que pase la tormenta. 

Si bien se trata de una premisa atrapante que contiene alegorías políticas interesantes, el resultado de las producciones suele quedar a medio camino. 

La Purga Por Siempre (The Forever Purge) iba a ser la última, pero parece que el productor Jason Blum y su creador y guionista James DeMonaco tienen ideas para nuevas entregas.

Como ya van cuatro películas y una serie de dos temporadas, te contamos cuál es la mejor hasta el momento y cuál es la peorcita de la saga.

La noche de la expiación (The Purge, 2013): la que lo empezó todo 

Con un cast de primera categoría protagonizado por Ethan Hawke y Lena Headey (Game Of Thrones), la acción  ocurre en una casa de familia horas antes de que comience la purga anual. Acá, el vendedor de sistemas de seguridad James Sandin regresa a su casa en un barrio adinerado de Los Ángeles para prepararse para la celebración de la noche con su esposa Mary y sus dos hijos, Zoey y Charlie. Ninguno de ellos tiene planeado participar, pero un par de visitantes inesperados que irrumpen en su hogar los llevará a tener que tomar cartas en el asunto. Atrapante y muy entretenida, esta es la mejorcita y la ponemos en el primer puesto. 

12 Horas Para Sobrevivir (The Purge: Anarchy – 2014)

En esta segunda parte, la historia pone el foco en revelar la verdad detrás de la purga, que también se aprovecha de este día para traer a las fuerzas policiales y hacer una limpieza de las clases más bajas. En vez de ubicarse en una única locación como en la anterior, 12 horas para Sobrevivir nos introduce a distintos personajes que terminan en la noche de purga por accidente. Nuestros favoritos son la pareja que se queda sin nafta en el medio de la ruta y la presentación de Frank Grillo, el verdadero héroe de esta franquicia.

12 horas para sobrevivir: el año de la elección (2016)

En  la número tres,   las cosas ya empiezan a ponerse reiterativas y les cuesta reinventarse para traerle una mirada fresca a las películas. 

La senadora Charlene “Charlie” Roan (Elizabeth Mitchell, Lost) es una de las candidatas más fuertes dentro del partido demócrata  para convertirse en la próxima presidenta y tiene un claro discurso en contra de la purga tradicional. Los seguidores del movimiento deciden aprovechar esa noche para atacar y acabar con su vida dentro de las 12 horas que les permite la ley. Por suerte,  Frank Grillo regresa como el jefe de seguridad de la senadora y juntos intentarán escapar entre calles llenas de sangre, violencia y descontrol.

La Purga Por Siempre (The Purge: Forever, 2021) 

La última de todas (que actualmente pueden ver en la cartelera del cine) comete el peor pecado de todas: Se torna tediosa.

Con un mensaje demasiado literal que remite a la era Trump, esta se centra en Juan y Adela, una pareja de inmigrantes mexicanos ilegales que están por experimentar su primera purga. 

Esta película lleva el título de “Para Siempre”, ya que una vez terminada, la gente se rebela al sistema para seguir con los saqueos y  las matanzas de forma indefinida.

Los primeros cuarenta minutos nos mantienen con la adrenalina y el misterio de cómo se van desencadenar los hechos y quien será el verdadero villano en todo este lío, pero el film nos irá perdiendo para transformarse en una película clase B del montón.

La Purga: la serie (2018)

La idea de hacer una serie sobre esta premisa no estaba mal, de hecho podría haber funcionado muy bien, pero falló en la actuaciones y en el avance de las distintas tramas narrativas. 

Como positivo,  podremos ver un poco más de desarrollo en sus personajes principales, una falla que a menudo cometen las producciones de este estilo. 

La serie sigue a varios personajes aparentemente sin relación que viven en una pequeña ciudad. A medida que el reloj avanza, cada personaje se ve obligado a hablar de  su pasado a medida que descubren qué tan lejos llegarán para sobrevivir a la noche de la purga.

Sin embargo, la producción fue cancelada después de dos temporadas y  aunque había tenido críticas relativamente aceptables, no logró atrapar a la audiencia. 

 

12 horas para sobrevivir: el inicio (2018)

Sin dudas esta es la peor y la  más desaprovechada. La idea de volver al principio y hacer una precuela para meternos en el comienzo de  las políticas extremistas de los padres fundadores y en el contexto histórico de  lo que pasaba en el país termina quedando en segundo plano. 

Al final se convierte en una propuesta que bien podría haber transcurrido entre las líneas temporales de las anteriores. 

Lo único rescatable es que acá aparece Marisa Tomei como una psicóloga que decide hacer este experimento sociológico en una pequeña parte de la región. 

¿Cuál es su favorita de La Purga?