La propuesta de Bolsonaro a Alberto, más exportaciones y FMI: el viaje de Solá a Brasil

El Presidente de Brasil propuso un encuentro entre ambos mandatarios en Montevideo, el 1 de marzo. Mercosur y apoyo para la renegociación de la deuda.
El Canciller - Comentarios

En su primer viaje oficial como ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá concretó una reunión con Jair Bolsonaro y consiguió que el presidente brasileño convoque a Alberto Fernández a un cónclave bilateral, en Uruguay. La fecha será el 1° de marzo, día en que el mandatario electo Luis Lacalle Pou asumirá el Gobierno en la ciudad de Montevideo.

El propio canciller anunció, al salir del encuentro, que “la propuesta de la reunión partió del presidente Bolsonaro”. En declaraciones a los periodistas, en la planta baja de la sede del gobierno de Brasil, Solá expuso sobre “la necesidad de que Argentina logre apoyo dentro del FMI” para la renegociación de la deuda que el país encara con el organismo internacional. Fuentes cercanas a Cancillería explicaron que “El apoyo no está confirmado, se lo planteamos, le explicamos y quedó en responder”.

Scioli, Solá y Beliz junto a Jair Bolsonaro. Foto: Prensa Cancillería.

Según dijo elembajador en Brasil, Daniel Scioli, tuvieron “productiva y cordial reunión”. El tema de agenda principal fue que Bolsonaro brinde su apoyo ante el FMI. En cuanto a la baja del Arancel Externo Común, si bien todavía no hay números, dijeron que “entendemos que amerita una actualización. Pedimos un plazo, hasta julio para marcar nuestra postura y ellos lo aceptaron”. El Ministerio de Economía analizará y a partir de sus conclusiones saldrá una oferta.

A nivel comercial, ambas naciones esperan abrir el paraguas para generar convenios mercantiles con países norteamericanos como Canadá y en el sudeste asiático como el Líbano e Israel. Al mismo tiempo acuerdos con la Alianza del Pacífico, integrados por Chile, Colombia, México y Perú, con la intención de tener una salida al mar para comerciar por esas vías.

También hablaron sobre la situación económica actual que atraviesa el país, la colaboración bilateral en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, la agenda común nuclear, espacial y temas de defensa. A su vez, estaría la posibilidad de crear un gasoducto internacional que una Vaca Muerta con el sur de Brasil.

Para dejar en claro la mejora de relaciones diplomáticas, Solá contó en conferencia de prensa que Bolsonaro “le mandó un abrazo” a su par Fernández, en señal de acercamiento a la Casa Rosada, tras meses de tensión entre ambas administraciones. La cumbre entre ambos duró cerca de 50 minutos en el Palacio del Planalto desde las 15:00, hora argentina, luego de que el canciller mantuviera un encuentro con su par brasileño, Ernesto Araújo.

Igualmente participó el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Beliz. La comitiva visitó la Embajada nacional en Brasil y acordó la eliminación de 26 barreras sanitarias para incrementar la exportación de productos domésticos al gigante sudamericano.

Entre cancilleres

Tras la reunión con su par, Solá indicó que no serán “una traba” para que el Mercosur realice nuevas negociaciones comerciales. Junto a la comitiva discutieron la situación económica actual, las resoluciones con bonistas y la renegociación de la deuda ante el Fondo.

“Le pedimos a Brasil que nos apoye en la manera que puedan en el FMI porque es el primer paso de una escalera, en caso de un buen acuerdo pedimos tiempo para crecer y para pagar. No caeremos en default“, declaró junto a Araújo.

El cuadro positivo que se genere de esos convenios le permitiría al país dejar atrás su recesión y recuperar las exportaciones con su socio regional principal. “El futuro de Argentina necesita de esta negociación y nos condiciona al momento de pensar en el futuro. Esto ha influido para no tener una ratificación inmediata del acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur”, señaló Solá.

Por su parte, Araújo sostuvo que la reunión fue “excelente” y consideró que el Mercosur es una “plataforma dinámica para la inserción en la economía internacional, como un polo de crecimiento económico”.

Además, adelantó que ambos países han decidido convocar a una reunión bilateral de comercio para analizar el panorama, regional y global, sin embargo todavía no se confirmó una fecha. Por último, el canciller argentino destacó la “franqueza” del encuentro, después de que Bolsonaro apoyara la reelección del expresidente Mauricio Macri.