La postergación es ¿casi? un hecho: 12 de septiembre las PASO, 14 de noviembre las generales

El Canciller - Comentarios

En los últimos días, el oficialismo y la oposición cruzaron dardos públicos por la propuesta del Gobierno para postergar o suspender las PASO, bajo el argumento de que la situación sanitaria complica la realización de los comicios en agosto, un mes frío en el cual suelen predominar las enfermedades respiratorias. Sin embargo, las posiciones parecieron acercarse ayer en una reunión que mantuvieron los diputados Mario Negri y Cristian Ritondo con el ministro del Interior Wado de Pedro y el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, en el Congreso.

Tras el encuentro, que duró hora y media, De Pedro anunció que este viernes presentarán un borrador de proyecto para postergar tanto las PASO como las elecciones generales para el 12 de septiembre y 14 de noviembre respectivamente. “Con esas fechas podemos seguir vacunando y ganamos un mes”, explicó.

Por su parte, Massa afirmó que “hay un consenso general alrededor de un tema que tiene que ver con las reglas del juego pero sin dejar de poner por delante la salud de los argentinos”, y añadió: “Nos sentamos a buscar un acuerdo con dos premisas. La primera, cuidar la salud de los argentinos. Y la segunda, tener reglas y transparencia en el funcionamiento institucional del proceso electoral y del seguimiento de la pandemia en la segunda ola”.

En tanto, Negri calificó la reunión como “madura”, aunque se apuró en aclarar: “No vinimos a firmar nada hoy, solo a escuchar”. De todas maneras, rescató que “el ministro ratificó el sistema de PASO” y señaló que seguirán “conversando”. “Vamos trasladar a la Mesa nacional de Juntos por el Cambio la propuesta cuando esté lista, para dar respuesta”, aclaró.

A su vez, Ritondo destacó que se le planteó a De Pedro la idea de discutir la implementación de la boleta única de papel, a lo que el ministro le contestó que existe voluntad de discutirlo pero por fuera de este proceso electoral dado que “el proceso licitatorio ya está lanzado” y no queda margen de tiempo para llevar adelante una reforma de esas características. También pidió al Gobierno que arbitre los medios para que los integrantes de las Fuerzas Armadas que estarán afectados al operativo electoral puedan sufragar en la mesa más cercana.

Así las cosas, a opción de llevar a cabo las PASO el 8 de agosto como estaba previsto originalmente parece prácticamente descartada, a pesar de las posturas más duras en Juntos por el Cambio, que se negaban a una postergación.