La Pampa: arrasa Ziliotto, celebra Cristina y suma Cambiemos su novena derrota consecutiva

El Canciller - Comentarios

Tal como viene sucediendo en los distintos tests electorales, el Gobierno nacional obtuvo un nuevo fracaso en los comicios generales de La Pampa. Los primeros datos divulgados le atribuyen más del 50% de los votos al peronista Sergio Ziliotto, que se ubica 20 puntos porcentuales por sobre su contrincante Daniel Kroneberger. En Santa Rosa, Cristina Fernández de Kirchner tuvo su primer triunfo íntegro: el camporista Luciano Di Nápoli se impuso por amplio margen ante Leandro Altolaguirre y se consagró como nuevo intendente.

El candidato peronista, que en una réplica de lo que sucedió en Córdoba y Entre Ríos logró unir a Unidad Ciudadana, el PJ y el Frente Renovador en el Frente Justicialista Pampeano, extenderá la hegemonía del partido en el distrito, que desde hace 36 años no modifica a la coalición gobernante.

El actual diputado nacional, ungido por el gobernador Carlos Verna y el histórico dirigente Rubén Marín, representa un salto generacional para el peronismo pampeano, que tuvo solo cuatro mandatarios desde el retorno de la democracia. Además, es recordado por su voto definitorio en aquella histórica madrugada del 14 de junio en la que la Cámara baja le dio media sanción a la legalización del aborto.

Cambiemos obtuvo su novena derrota al hilo y no logra salir del pleno de caídas en 2019. Los fracasos electorales se configuran como el correlato de la apremiante situación económica, que incluye un índice inflacionario interanual del 55,8%, derrumbe de la industria y el consumo interno, desempleo cercano a los dos dígitos y uno de cada tres argentinos ubicados bajo la línea de pobreza.

En la capital de la provincia, Di Nápoli le entregó al kirchnerismo su primera victoria orgánica en el año. Luego de vencer en la interna al justicialista Jorge Lezcano, al dirigente de La Cámpora se le había allanado el camino: Santa Rosa tiene la mayor tasa de desempleo a nivel país y el rechazo a las políticas de la Casa Rosada fue contundente.

“Cristina está profundamente emocionada: el triunfo es total y absolutamente de ella“. Las palabras las pronunció el 17 de febrero, en medio de la efervescencia reinante tras el triunfo en las PASO, donde dejó en claro quien auspiciaba su candidatura. Hoy, le dedicó el éxito a la precandidata a vicepresidenta de la Nación.