La oposición vaticina “un reemplazante K” para “satisfacer a Cristina” en el Ministerio de Justicia tras “el agobio” de Losardo

Una ministra de cuna "albertista" dejará su cargo y la oposición hace énfasis en el nivel de kirchnerismo en sangre que tenga el próximo funcionario que esté al frente del Ministerio de Justicia.
El Canciller - Comentarios

Dejó de ser un rumor y pasó a ser una afirmación del Presidente. La ministra de Justicia, Marcela Losardo, quiere dejar su cargo y Alberto Fernández le está buscando reemplazo. Martín Soria y Ramiro Gutiérrez, ambos diputados del Frente de Todos, son los candidatos -mencionados por AF- a encabezar un ministerio que deberá encarnar una de las tareas más engorrosas que se puso al hombro el Ejecutivo, la reforma de la Justicia. 

Aunque todavía no se dio a conocer quién ocupará el cargo, Juntos por el Cambio aprovecha la salida de Losardo para acusar al Gobierno de “cristinizarse” cada vez más. La actual ministra de Justicia viene del “albertismo”: es la ex socia del Presidente y se conocen hace 40 años. Cuando anunció que “su amiga” se quería ir, Fernández no reparó en elogios para la funcionaria. 

Horas después de las declaraciones de Alberto en C5N, la oposición cambiemita ya definió su postura. Lo acusa de “deshacerse de su amiga” para satisfacer a Cristina y vaticina que el reemplazo vendría desde el seno kirchnerista en un puesto donde la Vicepresidenta dejó en claro en su alegato de la semana pasada que tiene el ojo puesto. Sin embargo, y aunque ambos son integrantes de las comisiones de Justicia y de Legislación Penal de Diputados, Soria y Gutiérrez tienen perfiles distintos.

Martín Soria se hizo eco del “Lawfare al palo” tras la declaración de Cristina en la causa Dólar Futuro y, desde que puso un pie en el Congreso, se acercó al kirchnerismo y es crítico del Poder Judicial y de su accionar durante el macrismo. Es el hijo mayor del fallecido ex gobernador de Río Negro, Carlos “El Gringo” Soria, fue intendente de General Roca y perdió la gobernación en 2019. Tras la derrota, él se convirtió en diputado y su hermana, María Emilia Soria, quedó a cargo de la intendencia.

En cambio, Ramiro Gutiérrez es referente del área jurídica del Frente Renovador de Sergio Massa, el presidente de la Cámara de Diputados. En los años previos a la fundación del Frente de Todos que unificó a las distintas tribus peronistas, Gutiérrez tuvo un discurso en materia judicial y de seguridad más alineado con el de Massa que con el del sector de la Vicepresidenta. Fue vicepresidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires e integrante del Consejo de la Magistratura bonaerense, desde donde saltó al Congreso de la Nación, siempre en las filas del massismo.

Ramiro Gutiérrez.

A pesar de las acusaciones de la oposición, la elección de uno de estos dos candidatos cambiaría el enfoque del Ministerio. Consecuencias lógicas de gobernar un frente, el Presidente sabe que su decisión -ya sea Soria, Gutiérrez o algún “tapado”- conllevará el posible disgusto de algún sector de los que integran la coalición gobernante.