La oposición denuncia vacunación militante y el Gobierno rechaza “noticias falsas”

El Canciller - Comentarios

La campaña de vacunación contra el coronavirus generó controversia en la Provincia de Buenos Aires. En los últimas días, en los distritos bonaerenses de Chivilcoy e Hipólito Yrigoyen surgieron acusaciones contra el Gobierno provincial por aplicar la Sputnik V a jóvenes militantes.

“Son noticias falsas promovidas por el periodismo de baja calaña”, aseguró el ministro de Salud de la Provincia, Daniel Gollan. Y aclaró: “Andan diciendo por ahí de algún municipio donde aparentemente se vacunó a militantes. Queremos desmentir absolutamente eso”.

El funcionario destacó que las vacunas se tenían que tirar si no se usaban porque eran excedentes. Esta situación surgió porque los paquetes de las dosis incluían 450, pero en las ciudades con pocos habitantes sobraban para ese grupo. Por eso, las aplicaron a “bomberos, policías y personal estratégico”.

Durante el jueves se viralizó una foto de un joven, Tomás Garibotti (36 años), que fue vacunado en Chivilcoy y hacía con los dedos la V de la victoria. La imagen despertó fuertes críticas en las redes sociales, por eso, el trabajador de la salud aclaró la situación a Somos Radio AM 530.

“Trabajo en el PAMI hace 10 años, soy el coordinador ejecutivo y psicólogo”, afirmó. Y aclaró: “Falsearon totalmente la verdad, no solo en la edad (decían que tenía 18 años) si no porque sostuvieron que una persona joven no puede ser personal sanitario”.

Asimismo, hizo hincapié en que la responsabilidad que tiene en el organismo hace que “desde el día cero” de la pandemia esté en contacto con otros profesionales de PAMI y los adultos mayores.

Unos contra otros

Por su parte, el intendente Guillermo Britos apuntó contra Gollan y se despegó de la polémica. “Los turnos no los da el municipio”, dijo en diálogo con TN. También aclaró que “no los hubiera vacunado a los jóvenes porque no es ético” en referencia a las personas (entre ellas Garibotti) que recibieron las dosis en su distrito.

Britos explicó que el Hospital Municipal de Chivilcoy les aplicó la Sputnik V porque estaban incluidos en el listado oficial.

Desde la oposición llovieron críticas por las supuestas aplicaciones de la vacuna a jóvenes. A raíz de esas situaciones, el diputado Waldo Wolff presentó este jueves un proyecto para modificar el Código Penal, el cual incluye como delito la asignación de vacunas a quien no corresponda, en base orden de prioridad.

La iniciativa prevé como agravante que la persona vacunada sea un funcionario público. A su vez, busca sancionar el uso de la campaña de vacunación como propaganda política.

Vacunados VIP: ¿sí o no?

En medio del escándalo por las personas que reciben las vacunas contra el Covid, el periodista y presidente del CELS, Horacio Verbitsky reveló este viernes que recibió la Sputnik V. “Llamé a mi viejo amigo Ginés González García”, dijo en diálogo con El Destape sobre el momento en que decidió averiguar para aplicarse la dosis.

El funcionario le explicó que debía dirigirse al Hospital Posadas, en Morón, para recibir la vacuna. “Cuando estaba por ir recibí un mensaje del secretario de Ginés que me decía que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio (de Salud) y me fui allí”, contó el periodista.

La posibilidad que tuvo de vacunarse de manera exprés también la tuvo el periodista de Clarín José Antonio Aranda. Al final de la entrevista radial, Verbitsky relató que no se cruzó con su colega porque este último prefirió que le inyectaran la vacuna de Oxford y AstraZeneca (estaría disponible el lunes).

“Me imaginaba la posibilidad de un encuentro en el vacunatorio con José Antonio Aranda y me causaba mucha gracia. Te demuestra que la vacuna, y el virus sobre todo, no le hacen asco a nada. Le da lo mismo un subversivo como yo, que un conchudo como él. No nos cruzamos pero hubiera sido gracioso”, declaró. Y de esa manera visibilizó de lo que todos hablan: hay vacunados VIP.