La llegada del FMI, el plato fuerte de una semana clave para Guzmán

El ministro deberá hacer frente a nuevos vencimientos de bonos y expondrá en la Cámara de Diputados.
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro Seguramente va a haber un...

Martín Guzmán dejó el frío de Roma para volver al verano argentino. Sin embargo, para el ministro esta semana estará más cerca del sofocante calor que padeció Buenos Aires los últimos días, que la calidez actual.

Es que Guzmán tiene en menos de cinco días tres puntos claves que definirán su futuro al frente de la cartera de Economía.

El lunes enfrentará una nueva licitación de bonos con el objetivo de hacerse de pesos para pagar vencimientos.

El nuevo instrumento para hacer caja se denominó Bonos del Tesoro Nacional en Pesos con Ajuste por CER 1%. La recepción de ofertas comenzará a las 10 de la mañana y finalizará a las 15.

En la letra chica de la licitación se aclara que podrán participar personas físicas y sociedades jurídicas, siempre y cuando oferten más que el precio mínimo anunciado para el Bono.

Esta colocación tiene en su horizonte el vencimiento del jueves del bono AF20, por un monto que asciende a $ 98.000 millones. Desde el edificio de Hipólito Yrigoyen vuelven a recalcar que la intención no es multiplicar la emisión monetaria, pero que no quedan muchas otras alternativas, sobre todo, luego del mal trago en el “reperfilamiento” del bono Dual: sólo el 10% de los acreedores había aceptado canjear los títulos de deuda.

Te recomendamos leer

La exposición en Congreso

Pasado el primer desafío, Guzmán dará la cara en el Congreso, ya que la Cámara de Diputados lo citó para que exhibiera el tan mencionado proyecto de sustentabilidad de la deuda.

La jornada no pareciera ser sencilla: entre los legisladores aún persisten visiones opuestas sobre la tasa de endeudamiento en las gestiones anteriores. La diputada Fernanda Vallejos (del Frente de Todos) pidió que se investigue los números exactos de la deuda pública, para saber si hubo alguna responsabilidad penal de los funcionarios.

Mario Negri, jefe del bloque de la UCR, salió a contestar. “El kirchnerismo pretende hacer creer que la deuda es hija de los últimos cuatro años. Los números serán lapidarios”.

Ante ese panorama, Guzmán no lo enfrentará solo. En la exposición estará su colaborador, Diego Bastourre, secretario de Finanzas.

Te recomendamos leer

El plato fuerte

Ese mismo miércoles, mientras Guzmán de su discurso en el Parlamento, arribarán a Ezeiza desde Washington, Luis Cubeddu, jefe de la misión del FMI para Argentina y un equipo de técnicos del organismo.

Los enviados del Fondo quieren tener de primera mano un diagnóstico de la actual situación económica del país y las perspectivas para el corto y mediano plazo, que informarán a las autoridades del FMI, según dejaron trascender.

Si bien es una visita técnica, desde Casa Rosada esperan que lleven a Washington el  mensaje de que la deuda es insostenible en los plazos actuales. Fue lo mismo que planteó Guzmán a la titular del FMI, Kristalina Georgieva, días atrás en Roma.

guzman
Martin Guzman y el Nobel en economía, Joseph Stiglitz.

Mientras tanto, el discípulo de Joseph Stiglitz avanza con su cronograma diseñado junto a la Unidad de Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa, la entidad encargada de asistir y supervisar el accionar de la Secretaría de Finanzas. Luego de pedir el “asesoramiento” financiero a asesores y bancos sobre los porcentajes de renegociación, en los próximos días se elegirá la mejor oferta para firmar la Carta de Contratación para trabajar junto a la entidad financiera.

La comisión, según figura en la ley que sancionó el Congreso, no podrá superar el 0,1% del monto reestructurado.

Deuda

Sobre los números del canje, Guzmán trata de guardarlos bajo llaves. Incluído si habrá o no, quita de capital. En Presidencia sobrevuelan dos hipótesis: una pausa en el pago de capital durante tres años, sin modificar los montos; o la segunda, que incluye una quita. Sobre esta última se pronunciaron, a favor, Cristina Kirchner y el mentor del ministro, Stiglitz.

La opinión del Fondo sobre la propuesta de Guzmán es vital pero no sólo para llegar a un acuerdo sobre el préstamo de 57.000 millones de dólares. El Frente de Todos sabe que un arreglo con el Fondo sirve como muestra para destrabar la negociación con los acreedores privados.

En Economía, por caso, esperan que la semana termine de acuerdo a sus planes. O bien, sin tantos problemas.