La jugada de Moyano: vaciar la CGT, pisar fuerte en la interna peronista y evitar un 2019 en prisión

El Canciller - Comentarios

Luego de la salida de Juan Carlos Schmid del triunvirato de la CGT, el secretario general de Camioneros, Hugo Moyano, intensificó la presión sobre el resto de los gremios cercanos a su liderazgo para sumarse al Frente Sindical Para el Modelo Nacional. Ese espacio, conformado también por las distintas vertientes de la CTA y los movimientos sociales, será la base que utilizará Moyano para influir en la discusión electoral el próximo año.

Hasta el momento, los sindicatos del Frente Sindical iniciaron una serie de reuniones con legisladores del PJ, con el objetivo principal de rechazar el Presupuesto 2019. En paralelo, ese conglomerado de gremios le dará a Moyano el cimiento ideal para posicionarse como protagonista en la decisión 2019. Por ahora, quedó claro que de todos los posibles candidatos peronistas el único vetado por el camionero y sus hijos es el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

En este sentido, Hugo, Pablo y Facundo Moyano salieron en las últimas horas a cuestionar la postura dialoguista del mandatario provincial y lo ubicaron dentro de “Cambiemos”. Al resto no le han puesto reparos puntuales, más allá de las afinidades de cada uno.

La semana comenzó agitada en la interna de la CGT con la renuncia de Schmid a la cúpula de la central, a lo que se sumarían en las próximas horas los alejamientos de la Comisión Directiva del secretario general del sindicato de trabajadores de peajes (SUTPA), Sergio Sánchez, que responde a Facundo Moyano, y del jefe de los Aeronavegantes, Juan Pablo Brey. Además, saldrían Omar Plaini (Canillitas), Julio Piumato (Judiciales), Guillermo Imbrogno (AEFIP) y Jorge Sola (Seguro), entre otros.

La apuesta de Moyano es “vaciar” la CGT y fortalecer el Frente Sindical, aunque los denominados “gordos” y los gremios “independientes” tienen pensado resistir el embate y este lunes ratificaron a Carlos Acuña y Héctor Daer en la conducción, ya no como triunvirato, sino como binomio.

Aparte de esa pelea cegetista, el líder de Camioneros actuará en tres frentes en las semanas venideras. Por un lado, activará el reclamo por la reapertura de paritarias para el gremio, que había acordado un 25% para este año. Además, mantendrá la batalla contra el Presupuesto 2019 con una nueva movilización junto a las CTA y organizaciones sociales. El tercer punto es la movilización organizada por SMATA para el próximo 20 de octubre a la Basílica de Luján, donde se mezclarán los reclamos al Gobierno con el fervor religioso.