La integración en América Latina, eje de debate en la agenda postpandemia

Las medidas para salir de la crisis de la pandemia fueron el eje de los temas que se expusieron. Asistieron referentes de 17 países y finaliza este sábado.
El Canciller - Comentarios

El Centro de Estudios Estratégicos de Relaciones Internacionales (CEERI), desarrolla durante esta semana, de manera online, la IV Conferencia Mundial denominada “Cambio de Agenda. Los desafíos de la nueva realidad global”. Participan 80 especialistas de 17 países, investigadores, académicos, directivos de organismos internacionales, funcionarios, ex funcionarios y jóvenes para repensar el mundo en el marco de la pandemia del Covid-19.

En ese marco, el fundador del CEERI, Mariano Mussa, destacó el encuentro porque “aporta herramientas para los gobiernos, empresas y tomadores de decisión, para enfrentar la pandemia, el futuro cercano y analizar la mejor manera de salir adelante”. A su vez, convocó a “construir consensos y políticas conjuntas en el concierto internacional”.

Asimismo, Mussa aseguró que “siempre promovemos este tipo de actividades, tratando de generar propuestas que aporten a la sociedad, a los pensamientos y al desarrollo de los jóvenes y la sociedad”.

Agenda de expositores en diversos paneles

El encuentro comenzó el miércoles pasado, y uno de los expositores fue Marco Enríquez-Ominami, ex candidato presidencial de Chile. Durante el panel “Los desafíos de América Latina en un mundo en transición”, subrayó que sobre los 10 países más afectados por la pandemia en materia sanitaria y económica “seis son de América Latina”. Y aclaró: “hoy la integración es una necesidad urgente”.

“Estamos enfrentando la mayor crisis económica que haya conocido esta región en su historia. La demanda caerá en la región un 23%, hay que intentar sostener el consumo y subsidiar la demanda“, sostuvo Enríquez-Ominami. El político trazó como desafío “que ante este nuevo mundo desconocido que se avecina, debe haber estados fuertes, pero no autoritarios; se necesitan liderazgos fuertes, unidad y progreso conjunto”.

El ex presidente de Colombia, Ernesto Samper, afirmó que la pandemia “nos permitió ver hasta donde podrían llegar los proyectos fascistas de derecha en América Latina, que podrían comprometer seriamente la realidad democrática”.

Asimismo, el ex Canciller de Brasil, Celso Amorin, consideró clave que los objetivos de América Latina “deben ser preservar el Mercosur, resucitar la UNASUR y fortalecer la CELAC”. También puntualizó que Brasil “necesita de Latinoamérica y la integración sudamericana para avanzar” y que “puede liderar la reconstrucción del multilateralismo en América Latina”.

Federico Achával, intendente de Pilar, en el panel “El protagonismo de los gobiernos locales”, ponderó el rol de la Universidad Nacional de Pilar que permitirá “la articulación entre las empresas de nuestros parques industriales con las escuelas locales”. Mientras que Felipe Harman, alcalde de Villavicencio, consignó que las demandas nacionales “son las mismas que las demandas locales, los vecinos no distinguen entre estos dos ámbitos, ellos quieren soluciones”.

Néstor Núñez, alcalde de Cuauhtémoc, remarcó la importancia de estar cerca de los ciudadanos. “La descentralización de recursos es un reto al que debemos avanzar. El centralismo no ha dejado buenas cuentas. Los gobiernos de alcaldía somos los más cercanos a entender las problemáticas que requieren los vecinos”, explayó.

Por su parte, Christian Asinelli, Subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales para el Desarrollo de la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la Nación Argentina, expuso en el panel “Integración comercial y desarrollo económico en América Latina y el Caribe”. “La pandemia nos ha mostrado que no se puede tardar dos años en poner en marcha un proyecto”, afirmó. A su vez, pidió avanzar en un paquete de respuesta “que se van a realizar en el post -covid” donde los gobiernos de la región “van a tener que actuar de una manera muy consolidada”.

El CEERI es una organización no gubernamental, sin fines de lucro, independiente y plural que fue fundado en el 2002 por jóvenes profesionales. El objetivo principal es trabajar por un mundo más integrado, justo y desarrollado. La expansión a lo largo de los 18 años del CEERI creó fuertes vínculos a nivel internacional, donde se procura aportar ideas e iniciativas que contribuyen a la comprensión de la realidad nacional e internacional.