La historia del concejal atrincherado en Guernica para evitar que tomen su campo

Desde hace más de dos meses que Guido Giana debe defender un terreno de 300 hectáreas linderas a la masiva ocupación que la Justicia ordenó desalojar.
El Canciller - Comentarios

Con la ayuda de 15 efectivos de la Bonaerense nada más, el concejal de Juntos por el Cambio de Presidente Perón, Guido Giana, resiste desde el 17 de julio el intento de intrusión a su propiedad en Guernica, donde vive con su familia. 

Ese día, los mismos sectores que organizaron una toma de casi 2 mil familias en el distrito, y que la Justicia ordenó desalojar (pero postergó la ejecución hasta el 1 de octubre por pedido del gobierno provincial), intentaron también avanzar sobre el campo de 300 hectáreas que le pertenece a Giana.

“Estoy sufriendo una pesadilla”, describió Giana en Canal 13 con Juana Viale. ” Había 50 personas adentro de mi campo de la noche a la mañana, rompieron el alambrado y se metieron. Hicé la denuncia y afortunadamente los sacó la policía”, narró el concejal.

Sobre la situación de la toma de tierras en Presidente Perón -“el lugar donde viví toda mi vida”, precisó-, lo describió como un escenario de “delito organizado” y que “la mitad viene de otros lados”. “Esa toma fue aumentando en cantidad de gente, en cantidad de terrenos y en violencia”, describió.

La propiedad del concejal del PRO es lindera a la emblemática ocupación en el municipio.

No obstante los distintos alineamientos políticos, la intendenta, Blanca Cantero, respaldó el reclamo de Giana inmediatamente y un grupo operativo de la Policía Bonaerense pudo evitar la toma. Desde ese momento, la unidad de uniformados mantiene una base en el lugar para garantizar que no haya nuevos ingresos.

Las tomas de tierras se generalizaron durante la cuarentena y, en el caso de Guernica, alberga una de las ocupaciones más grandes con casi dos mil familias, de acuerdo al censo realizado. Detrás de estos avances, existe un extenso negocio de venta de lotes que involucra a punteros políticos.

Giana también apuntó contra grupos “organizados” que alientan y respaldan estas acciones y pidió “identificar a los vivos”.

Dentro del gobierno nacional, la discusión sobre cómo intervenir ante hechos mantiene fuertes divergencias internas. A los cruces entre la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, que aseguró que el tema “no era un problema de seguridad”, y el ministro bonaerense, Sergio Berni, defensor de “la propiedad privada”, se agrega la posición del gobernador, Axel Kicillof.

A pesar de la orden de desalojo dictada por la Justicia, el gobierno de la Provincia, a través de la gestión de Andrés Larroque, solicitó la postergación de la misma y negociar con los ocupantes del predio. En ese sentido, Giana le reclamó al mandatario provincial que “no avale la toma” y “colabore” con la resolución del magistrado.

Berni, por su parte, se encontraba presente en el programa en el que participó Giana al momento de contar su historia. Allí reivindicó que la Policía Bonarense evitó “30, 40 intentos de usurpaciones” en el último tiempo pero aclaró que cuando estas se concretan, la responsabilidad recae en la Justicia.