La grieta oficial: internas en la mesa chica del PRO ante un posible acuerdo de Macri con el peronismo

El Canciller - Comentarios

La crisis llegó a los cimientos. La desesperación por un salvataje a la situación económica está provocando grietas en el Gobierno hasta en el círculo íntimo del Presidente Mauricio Macri. ¿Seguir cambiando? ¿acordar con los peronistas? ¿avanzar en solitario?, son las principales diferencias.

Hoy al mediodía habrá una cumbre clave en Olivos. La cúpula se reunirá en la Quinta Presidencial con Macri para aclarar los tantos y evaluar cómo seguir. María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y Rogelio Frigerio, piden cambios y ven necesaria la unión con el PJ dialoguista, mientras que Marcos Peña y Nicolás Dujovne, creen que ya fue suficiente movimiento.

El Presupuesto 2019 les pisa los talones y, del otro lado del tablero, Sergio Massa mostró ayer la voluntad de su sector para iniciar conversaciones. El líder del Frente Renovador visitó al gobernador de La Pampa, Carlos Verna, y Graciela Camaño, al de Tucumán para ablandar a los sectores más duros de la oposición.

Vidal, Larreta y Frigerio piden cambios y ven necesaria la unión con el PJ dialoguista, mientras Peña y Dujovne creen que ya hubo suficiente diálogo.

Mientras tanto, Peña se endureció desde el oficialismo. “No le tenemos confianza a los peronistas”, aseguró el jefe de Gabinete hace solamente dos días frente a los líderes de los sectores empresariales.

La mano derecha de Macri le aseguró a los jefes de la industria, el comercio, el campo y los bancos, que no habrá acuerdo con los peronistas, según consignó Clarín. El establishment fue quien pidió la reunión del miércoles en la Casa Rosada. Las tensiones provocan incertidumbre y el discurso siempre positivo ya no es suficiente para el G6.

La misma postura juró Dujovne frente a los operadores internacionales para mantener la calma: “No va a existir un pacto con el peronismo”.

Sin embargo, Vidal, Larreta y Frigerio opinan lo contrario. Para la dupla de estelar de gobernantes, la Jefatura de Gabinete es la responsable de la corrida cambiaria y no comparten la estrategia que plantean frente a la crisis.

Sobre todo, la parte en la que Peña insiste en que Macri no puede pagar sólo por las consecuencias y le exige a Mariu que acepte la transferencia de servicios por 30.000 millones de pesos.

La Quinta Presidencial de Olivos será hoy el campo de batalla político para un enfrentamiento dialéctico que definirá cómo continúa el Gobierno; el Presidente, como intermediario deberá decidir si oye a su mano derecha o a las principales cartas del partido.