La furia de la vocera de Lorenzetti contra Carrió y el misterioso “paro” del CIJ

El Canciller - Comentarios

“¿Al CIJ lo velan en Tribunales?”. La pregunta irónica del periodista Mariano Martín en Twitter desató la ira de la vocera de Ricardo Lorenzetti, María Bourdin. Martín hacía referencia al parate del Centro de Información Judicial, el portal de noticias judiciales dirigido por Bourdin, que no solo no publicaba hasta la fecha sentencias desde la salida de Lorenzetti de la presidencia de la Corte Suprema sino que ayer subió el fallo de Claudio Bonadio y lo bajó 4 minutos después. Después del vacío informativo de los últimos días, la web actualizó esta tarde su portada y recordó los “10 años de funcionamiento ininterrumpido de la Oficina de Violencia Doméstica”.

“Epa, avisen dónde así vamos”, contestó la vocera citando el tuit del periodista, y luego siguió con otros dos posteos en los que arrobó al expresidente del Colegio de Abogados porteño, Jorge Rizzo, y a la diputada Elisa Carrió, principal denunciante de Lorenzetti. “Vamos, doc, ¿no?”, le escribió a Rizzo, que contestó inmediatamente: “Nooo!!! Por favor. Me resisto”. Con Carrió fue más punzante: “Minimo vamos con lloronas o invitamos a @elisacarrio?”.

No fue el único ataque a la diputada de Cambiemos. Ante una observación de otro periodista, Ramón Indart, Bourdín retrucó: “Pensé que era la `secretaria` de Lorenzetti según @elisacarrio y @MarianaZuvic. Parece que soy vocera. Algo es algo”.

Pero Carrió no fue el único blanco del día de furia de la jefa de prensa del expresidente de la Corte, que también apuntó contra el juez Claudio Bonadio por la “desaparición” de su fallo de la web del CIJ. “La resolución es del juzgado no del CIJ. Deberían buscar las respuestas allí”, le respondió a un usuario que había preguntado por qué habían bajado la publicación, que incluso había sido compartida por la propia Bourdin en Twitter (luego también borró ese tuit).

La vocera de Lorenzetti no se quedó allí. Ante las decenas de mensajes que recibía por haberse metido con Carrió, acusó a la diputada de tener “trolls”, “militantes” y “operadores” que la atacaban: “Por respeto a mi trabajo, por formacion intelectual y por mis convicciones no respondo ni a trolls ni a militantes rentados ni a operadores. No insistan”. Y siguió: “No manden más trolls ni militantes ni operadores o como quieran llamarlos. Ya está, muchachos. Se nota mucho. Si @elisacarrio?”.

 

   Como si fuera poco, después de la catarata de mensajes hizo un anuncio que toca directamente al Gobierno y al exvicejefe de Gabinete, Mario Quintana: habrá una audiencia pública por la causa Farmacity el 7 de noviembre a las 10 en el cuarto piso de los Tribunales de Talcahuano 550, donde funciona la Corte Suprema.