La economía post Presupuesto: festejan los mercados, llora la industria y sufre el bolsillo

El Canciller - Comentarios

La aprobación del Presupuesto generó una fiesta en los mercados: el Merval trepó un 3,8% y las acciones de empresas argentinas en Wall Street, especialmente las energéticas se recuperaron tras semanas de caídas. Sin embargo, no todas las noticias son buenas: la UIA advirtió sobre un desplome de la producción industrial y masivas pérdidas de empleo en el sector y las consultoras anticipan más aumentos por la inflación.

Ayer, la Bolsa porteña sintió el impulso de la tendencia del sector energético y el Merval trepó a 30.667 puntos, traccionado por las acciones de Banco Francés (7,45%), Central Puerto (6,6%) y Edenor (6,4%), las empresas que se destacaron en un panel líder que terminó todo con resultados positivos. Las petroleras YPF, Pampa Energía y Petrobras también ganaron.

El triunfo político del oficialismo también repercutió en las acciones argentinas en Wall Street, que tuvieron un respiro después de semanas de caída en el precio del petróleo, que afectaba directamente a las empresas del sector energético. En la bolsa norteamericana 16 de las 19 empresas argentinas que cotizan terminaron con avances, lideradas de nuevo por Banco Francés (9,08%) y Central Puerto (8,49%). El podio lo completó Corporación América (8,25%).

Advertencia de la UIA

La industria vive una realidad diametralmente opuesta a la de la “timba” financiera. Según un informe de la Unión Industrial, la actividad productiva del sector registró en septiembre un derrumbe del 7,7%, en comparación con el mismo período de 2017, y la caída del empleo se aceleró en agosto: se perdieron 4.162 puestos respecto de julio.

Entre los datos más relevantes del informe de la UIA, se destaca que los despachos de cemento se contrajeron 8,9%, mientras otros materiales de la construcción lo hicieron un 17,3%. Además, con relación a agosto de 2017, la actividad manufacturera experimentó un retroceso del 3,8%.

Inflación y futuros aumentos

La cifra de 5,4% de inflación de octubre fue un poco más alta que la esperada por el Gobierno y, según las consultoras privadas, en los últimos dos meses del año se ubicará en torno al 3%, aunque resta saber si los empresarios trasladarán a precios la última reapertura de paritarias que tuvieron algunos sectores y el bono de fin de año que el Gobierno determinó que deberán pagar obligatoriamente.

Para el año que viene también está previsto que aumenten los servicios. De hecho, ya se informó que el agua de red subirá un 17% en enero y un 27% en mayo de 2019, por lo que la tarifa promedio pasará de $951 a $1.113 en el primer caso y a $1.413 en el segundo. La luz también aumentará en enero un 30% y se espera que el gas sufra un incremento paralelo a la inflación.