La deuda, las reservas y la independencia del Central: los ejes de Nielsen en EE.UU.

El economista, uno de los hombres más importantes de Alberto Fernández, participó de un seminario junto a Alejandro Werner del FMI.
El Canciller - Comentarios

Con la renegociación de la deuda como eje principal, Guillermo Nielsen participó de un seminario junto a Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El economista, uno de los hombres más cercanos al presidente electo Alberto Fernández y quien podría ocupar un importante cargo a partir del 10 de diciembre, se refirió al cronograma de pagos con el organismo internacional. “Tiene una carga inicial que es inconcebible”, lanzó.

“La determinación de Alberto Fernández es que la cuestión de la deuda empiece un camino de resolución lo antes posible dentro de las limitaciones formidables que presenta hoy la economía argentina”, remarcó Nielsen, negociador de la deuda con Roberto Lavagna como ministro, durante el gobierno de Néstor Kirchner.

Te recomendamos leer

Las palabras del economista en EE.UU.

La independencia del Central es imposible bajo el programa con el FMI”.

“El primer camión que se nos viene encima son USD 15.000 millones entre ahora y mayo. Esto no tiene precedentes. Estamos trabajando muy activamente con los tenedores, pero son situaciones muy disímiles”.

Hay pocas reservas y déficit muy grande: el gobierno saliente deja una expansión en pesos significativa, que habrá que manejar con mucha muñeca”.

“No hay sustituto para la confianza. Y es lo más etéreo y lo más difícil de lograr. Tuve el privilegio de vivir ese proceso en 2002. Wall Street no entendía, pero la gente lo entendió desde punto de vista masivo. Ojalá tengamos este don en la etapa que empieza”.

Los referentes economicos de Alberto Fernandez, Guillermo Nielsen y Cecilia Todesca en el Palacio de Hacienda. Foto: Damián Dopacio/NA.

“Argentina necesita imperiosamente desarrollar otro sector de la importancia del sector agropecuario, una alternativa, de generación de dólares y empleo. En un mes se va a conocer el proyecto de ley para el marco legal de Vaca Muerta”.

Hay una gran crisis en la Argentina ahora. Con una deuda de más del 90% del PBI, con un gigantesco préstamo insostenible del FMI. Pero también hubo una gran crisis hace 18 años, y esa experiencia nos ayudará a manejar la actual constructivamente”.

“Ahora tenemos más de 300.000 millones en deuda externa, de los cuales el FMI ya desembolsó 44.000 millones. No solo fue un programa sin precedente. Este programa fue excepcional desde el día uno, como no se hizo en ningún otro país. No fue concebido como un financiamiento típico, esto fue una ayuda masiva al presidente Macri para que pospusiera el default hasta después de las elecciones”.