La designación de Marisa Graham como defensora del niño, a extraordinarias

El Gobierno amplió el temario de sesiones extraordinarias y sumó la designación de la abogada, que ya fue ratificada en Diputados. Hace 15 años el cargo está vacante.
El Canciller - Comentarios

El Gobierno amplió el temario de las sesiones extraordinarias e incluyó el tratamiento de la designación de la Defensora y de los Defensores adjuntos de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes. La ampliación fue por decreto, publicado este miércoles en el Boletín Oficial.

La modificación del temario de las extraordinarias se produce días después de que organizaciones que conforman la coalición Infancia en Deuda lo solicitaran al Presidente. El cargo está vacante hace 15 años.

Los Defensores de Niños, Niñas y Adolescentes de las provincias de La Pampa (Juan Pablo Meaca), Santa Fe (Analía Colombo) y Córdoba (Amelia López) dan sus testimonios en la página del organismo Infancia en Deuda.

Colombo define el rol como “fundamental para mejorar políticas públicas”. Su colega, López, destaca que una de las labores que tiene es promover políticas públicas que “alejen a nuestros niños de las adicciones”. Por su parte, Meaca explica que “los niños sin vivienda, educación ni alimentos necesitan una solución hoy, no pueden esperar”.

Marisa Graham, la Defensora propuesta

El 25 de abril del año pasado, la Comisión Bicameral Permanente del Defensor de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes propuso a Marisa Graham como Defensora de Niñas, Niños y Adolescentes; y a Juan Facundo Hernández y Fabián Repetto como sus adjuntos. Luego, la Cámara de Diputados por unanimidad la ratificó. Sin embargo, todavía está pendiente la ratificación y designación definitiva, a través de una mayoría simple en el Senado.

Hubo 15 postulantes que aprobaron el examen escrito anónimo para aplicar por el cargo. Además, los aspirantes presentaron sus planes de trabajo ante la Bicameral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

La abogada especializada en Derecho de Familia quedó entre 14 finalistas que explicaron sus propuestas en una audiencia pública, la misma se llevó a cabo en el Congreso en octubre de 2018. Graham se recibió en la Universidad de Buenos Aires y es docente de Derecho de Familia y Sucesiones en la misma.

Anteriormente, la letrada fue titular del Consejo del Menor y la Familia y directora de la secretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia de CABA. Además, se desempeñó como asesora legislativa y en la comisión de Tratados de Derechos Humanos en la Constituyente de 1994.

Polémica por su postura a favor del aborto legal

El tratamiento de su pliego en el Senado se dilató por la polémica que se generó desde el sector alineado con los “celestes”, la organización “Unidad ProVida”, quienes rechazaron la designación de Graham por su postura a favor de la despenalización y legalización del aborto.

Todos finalistas para el cargo de Defensor tenían la misma postura favorable a la despenalización.

En ese momento, la por entonces presidenta de la Bicameral y diputada del PRO Samanta Acerenza había dicho: “La infancia tiene derechos, no tiene pañuelos”.

Casi 15 años sin Defensor

El 28 de septiembre de 2005 se sancionó la ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. La norma creó el cargo de Defensor de Niñas, Niños y Adolescentes y dispuso un plazo de 90 días para su designación.

El objetivo de que haya un Defensor de los menores de edad es protegerlos y visibilizar las problemáticas que los afectan. El mandato dura cinco años y existe la posibilidad de ser reelegido por única vez.

Recién en marzo de 2017, el Congreso creó una comisión para elegir y designar al titular de la Defensoría. Los interesados a desempeñar el cargo tuvieron que aplicar a un concurso público de antecedentes y oposición. La convocatoria admitió a 68 postulantes.

El anterior Poder Ejecutivo destinó una partida presupuestaria para la oficina del Defensor, para que pudiera empezar sus tareas durante 2019.