La cumbre Massa-Grabois, la “trampa” de Solá y la crítica de Mayra Arena al ex gobernador

El Canciller - Comentarios

Un día después de que Juan Grabois afirmara estar dispuesto a formar un frente con Sergio Massa si de destronar a Macri de la Casa Rosada se tratara, ambos se reunieron en el Centro Cultural Torquato Tasso, en el barrio porteño de San Telmo.

La invitación formó parte de las habituales charlas que el líder de la CTEP realiza con diversos políticos para intercambiar opiniones. Pero tuvo un condimento especial: en el mismo lugar, horas más tarde estaba pautada la presentación del nuevo libro de Felipe Solá, “Peronismo, Pampa y Peligro”.

Debido a la extensión de la reunión con Grabois, el tigrense debió irse rápidamente para no encontrarse con su antiguo compañero de espacio, quien abandonó el Frente Renovador hace pocos días para crear su propio bloque en la Cámara de Diputados.

Sin embargo, al salir del establecimiento no pudo evitar ser fotografiado junto a un flyer del libro de su eventual contrincante en las elecciones presidenciales. Solá y Massa habían mostrado diferencias públicas en el último tiempo por las opiniones divergentes sobre la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Mayra Arena incomodó a Solá


La presentación del libro autobiográfico de Felipe Solá, “Peronismo, Pampa y Peligro”, estuvo lejos de aburrir a los espectadores. El diputado nacional con aspiraciones presidenciales invitó como oradores al filósofo Darío Sztajnszrajber y Mayra Arena -una estudiante de Ciencias Políticas que se hizo conocida luego de brindar una charla TED sobre el contexto de pobreza en el que se crió-, quien criticó duramente la gestión de Solá como gobernador de la provincia de Buenos Aires y le recriminó que se olvidó de los pobres cuando era funcionario.

Mayra está acostumbrada a hablar de la pobreza sin anestesias. Incluso siendo invitada por el propio Solá para comentar su libro, la futura politóloga le remarcó en la cara que, en su experiencia como gobernador bonaerense, se “hizo el boludo” con los sectores marginados y aceptó que gente “quede afuera del sistema”.

“Usted se olvidó de nosotros, de los que quedamos al costado”

“Es una visión interesante de la pobreza, sobre todo cuando se es funcionario, dar por sentado que alguien no va a volver al sistema, que está afuera, que ya está”, le dijo. “Parí en el Hospital pena y como no había sábanas ni frazadas, cuando tenía catorce años. Y usted también era parte del gobierno en los noventa”, le recordó y reprochó: “Usted se olvidó de nosotros, de los que quedamos al costado, no sólo de los adolescentes sino también de los adultos que perdieron sus empleos a los 40 años y nunca más nadie volvió a tomar y son los que hoy vemos cartoneando o que probablemente estén muertos, porque la pobreza es jodida, pero la marginalidad te mata“.

“Este libro en el que usted es siempre el bueno de la película, habla de lo que hizo, pero no habla de su principal olvido: espero que no vuelva a olvidarse del saldo que dejan los gobiernos neoliberales como el actual y ahora tuve la oportunidad de decírselo y ya no va a tener excusas”, cerro Mayra.

La respuesta de Solá


La crítica completa de Mayra Arena