La CGT no quiere a un cristinista en la Superintendencia de Servicios de Salud (SSSalud), el puesto vacante más codiciado del Gobierno

La cúpula de la principal central obrera del país prevé reunirse este mediodía con el Presidente en la Quinta de Olivos.
El Canciller - Comentarios

La muerte de Eugenio Zanarini dejó disponible un cargo estratégico para la relación entre el gremialismo y el Gobierno: la Superintendencia de Servicios de Salud (SSSalud), organismo que administra los millonarios fondos de las obras sociales sindicales.

Poco antes de asumir, el presidente Alberto Fernández había aceptado la sugerencia de la CGT de designar a la cabeza de la repartición clave al médico David Aruachán, quien estaba al frente de la cobertura de salud de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).

Pero finalmente el jefe de Estado cambió de parecer y la central obrera sospecha que fue producto del rechazo de Cristina a que los fondos de las obras sociales fueran gestionados directamente por un hombre relacionado con la CGT.

Aruachán accedió al puesto de gerente general de la SSSalud y Ginés González García designó como titular de ese organismo a Zanarini, un especialista al que conocía porque estuvo en la cúpula de la Universidad Isalud, fundada hace unos 30 años por el ministro que tuvo que dejar su cargo por el escándalo del “Vacunatorio VIP”.

Zanarini y Ginés.

Encuentro programado para hoy

Los representantes de la CGT que está previsto que asistan a la Quinta de Olivos son Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (Estacioneros), Antonio Caló (UOM), José Luis Lingieri (Obras Sanitarias), Gerardo Martínez (UOCRA) y Jorge Sola (Seguros).