La carrera de Massa desde la ruptura con Cristina hasta la foto del reencuentro (seis años después)

El Canciller - Comentarios

23 de junio de 2013. “Ya lo dije claramente, estoy en contra de la re-reelección y de la reforma de la Constitución. Planteamos esta construcción porque queremos tener la posibilidad de decir lo que pensamos sin ser una molestia“. La frase pertenece a Sergio Massa, que hace seis años oficializaba su ruptura con el kirchnerismo y el lanzamiento del Frente Renovador, para competir contra el entonces gobierno nacional en las elecciones legislativas.

8 de junio de 2019. “La Argentina no necesita de una unidad que sólo une a los dirigentes, sino de una amplia coalición de partidos que, en el respeto de orígenes y diversidad, une a la mayoría opositora y genera una nueva mayoría posgrieta, entendiendo que todos debemos ceder algo, para construir para todos los argentinos. No se trata de qué lugar ocupa cada dirigente“, expresó, reconciliado con quienes fueron sus jefes políticos cuando fue director de la ANSES entre 2002 y 2007 y jefe de Gabinete entre 2008 y 2009.

Seis años después de aquel divorcio, con tres procesos electorales encima y a sabiendas de que su posición para estos comicios tendrá injerencia en el resultado final, Massa regresó al kirchnerismo. La última vez que había compartido un acto con Cristina fue el 13 de mayo de 2013, mediante una videoconferencia, cuando ella era presidenta y él intendente de Tigre.

En la última presentación de Sinceramente previo a las PASO, acompañó a la líder de Unidad Ciudadana, en primera fila, junto a su esposa Malena Galmarini, Axel Kicillof y Verónica Magario.

¿Qué fue de Massa en este período en el que jugó de manera solitaria?

Triunfo sobre el kirchnerismo en 2013

De la mano de su mandato en Tigre, al que edificó como su bastión electoral, logró vencer a Martín Insaurralde (candidato del Frente Para la Victoria) en los comicios legislativos y accedió a la Cámara de Diputados por la provincia de Buenos Aires. De igual manera lo hizo Felipe Solá, quien se unió al incipiente frente junto a José De Mendiguren y Mirta Tundis.

Para esa campaña proselitista, su armador fue Alberto Fernández, hoy ungido como precandidato presidencial por el Frente de Todos y, quizás, el factor principal que volvió a acercar al tigrense con la expresidenta. Ambos se repartieron elogios: Fernández sabe que Massa, por su caudal de votos, representa un activo esencial de cara a la contienda contra Mauricio Macri.

Candidatura presidencial en 2015

La campaña también fue auspiciada por el exjefe de Gabinete K. Massa amplió sus alianzas y aglutinó personalidades de renombre en su ambición por llegar a la Casa Rosada, tales como Roberto Lavagna y José Manuel De la Sota, con quien compitió en una interna para dirimir al candidato del frente UNA (Unidos por una Nueva Argentina). Solá fue su postulante en la Provincia.

No le alcanzó para quebrar la polarización entre Daniel Scioli y Macri. Aunque consiguió el 21% de los votos, finalizó por detrás del entonces gobernador (37,08%) y del actual presidente (34,15%), que luego se impuso en el ballotage por 51 puntos porcentuales contra 49. En aquella segunda vuelta, sus votantes fueron funcionales al desembarco de Cambiemos en Balcarce 50.

Dura derrota en 2017

Tras la fallida incursión en la lucha por la presidencia y finalizando el desempeño en su escaño de la Cámara baja, apostó todas las fichas a obtener un lugar en el Senado por la provincia de Buenos Aires, desafío para el que conformó una coalición junto a la socialista Margarita Stolbizer, a la que denominaron 1País.

La performance estuvo lejos de la esperada. En las PASO obtuvieron el 15% de los votos, por detrás de Unidad Ciudadana (34,27%) y Cambiemos (34,05%). En los comicios generales, el desenlace fue más drástico: consiguieron el 11% de los votos, contra el 41% del oficialismo y el 37% de la principal frente opositor.

La particularidad de esta elección fue que por primera vez, perdió en su municipio, quedando en tercer lugar, atrás de Esteban Bullrich y Cristina Fernández de Kirchner.

Luego de ver imposibilitada su continuidad en el Congreso, apeló al título de abogado que obtuvo en 2013 y emigró a Nueva York, donde concretó acuerdos y clientes para trabajar en su estudio jurídico.

Regreso al kirchnerismo

Luego de firmar el acta de defunción de Alternativa Federal con su salida, Massa firmó la alianza con el peronismo de los Fernández, con el principal propósito de desterrar a Cambiemos.

Seis años después de su salida del Frente Para la Victoria, el tigrense declinó su idea de competir en una PASO por la presidencia. Y como candidato a primer diputado nacional, Massa se ubicará quinto en la lista bonaerense del Frente de Todos: Fernández, Fernández de Kirchner, Kicillof, Magario y Massa.

Solo le faltaba la foto con su otrora jefa política, concretada seis años después.