La campaña de Máximo para el 2019, entre la alianza con los intendentes y sus visitas a Comodoro Py

El Canciller - Comentarios

A un año de las elecciones presidenciales, el diputado nacional Máximo Kirchner, protagonista del armado electoral de Unidad Ciudadana, mantiene un frente abierto con la Justicia, con varias causas en los tribunales federales de Comodoro Py. Aunque todavía no está definido, podría ser parte de las listas de candidatos del espacio en 2019, cuando vence su mandato como representante de Santa Cruz.

Este martes visitó el juzgado de Claudio Bonadio, donde presentó un escrito y negó haber sido parte del entramado de corrupción que develaron los cuadernos que escribió el ex chofer de Roberto Baratta. Además, le pidió al magistrado los registros de los escritos de Oscar Centeno, algo que también reclaman los abogados de Cristina Kirchner. En este caso, Bonadio considera a su madre como la “jefa” de la asociación ilícita. Ahora, tras la indagatoria, el juez debe definir la situación procesal del legislador nacional.

Máximo Kirchner ya está procesado por lavado de dinero en la causa Hotesur, en tanto que el año que viene afrontará un juicio junto a Cristina Kirchner y su hermana Florencia en la causa Los Sauces, por el mismo delito.

Esos procesos judiciales seguirán su curso y coincidirán con el momento en que se intensifique la campaña electoral. En los últimos meses, Máximo Kirchner comenzó a asumir un rol de mayor protagonismo en el armado de Unidad Ciudadana y su desvelo está en agrupar a la mayor cantidad de intendentes bonaerenses posible.

Consciente de que la llave de la victoria nacional se esconde en la provincia de Buenos Aires, el líder de La Cámpora intensificó los contactos y las fotos con jefes comunales. A los aliados de siempre, sumó otros que tiempo atrás se habían alejado -como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora)- y, junto al presidente del PJ provincial, Gustavo Menéndez (Merlo), parece encaminarlos hacia la tan ansiada unidad.

El pasado 17 de octubre, estuvo en el acto de Merlo junto a Menéndez, Insaurralde, Fernando Gray (Esteban Echeverría), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Walter Festa (Moreno), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gabriel Katopodis (San Martín) y Verónica Magario (La Matanza), entre otros. El acercamiento de los intendentes al kirchnerismo también tiene como trasfondo una cuestión práctica: saben que Cristina Kirchner cuenta con el mayor caudal de votos en territorio bonaerense y tanto su candidatura o la de algún dirigente que ella señale, podría generar un efecto arrastre que los beneficie en sus respectivos distritos. Eso será fundamental para quienes tienen proyectos de reelección y quieren asegurarse mayoría en los concejos deliberantes.

La incógnita sobre la postulación presidencial de la ex mandataria se mantendrá hasta el último minuto del plazo para la presentación de listas, pero Unidad Ciudadana, con Máximo como principal armador, construirá a partir de su figura y las encuestas, que la muestran bien posicionada. En ese camino, ambos partirán las causas judiciales que prometen no aflojar.