La batería de medidas del Gobierno para esquivar la crisis social

El Canciller - Comentarios

La recesión económica y la crisis cambiaria producirán un aumento de la pobreza en todo el país. Más allá de los números que se proyecten, el Gobierno admite puertas adentro que la caída de la pobreza que el presidente Mauricio Macri anunció en marzo de este año -bajó de 30,3% a 25,7%- no se verá nuevamente reflejada en las próximas estadísticas y que la misma volverá a los niveles iniciales del Gobierno. En el medio de la terapia intensiva, el Presidente empodera a Carolina Stanley, ahora ministra de Salud y Desarrollo Social, para paliar los efectos de la crisis y levantar los cimientos de un programa para los sectores más vulnerables.

Del Gran Hermano en Olivos donde se eligieron los nuevos ministerios, Stanley ganó fuerza dentro del equipo de Cambiemos. Con la cartera que más presupuesto ejecuta, la funcionaria se convirtió en la mandamás de una fusión en la que recibió el ministerio de Adolfo Rubinstein, ahora degradado a secretario.

Mientras crece el peligro de un diciembre caótico adelantado, la ministra utiliza sus dependencias para paliar desde varios frentes los efectos de la crisis. Desde aumentos en los planes sociales más bonos extraordinarios hasta un plan de repartos masivos de alimentos en zonas vulnerables.

En un programa fiscal que recorta 2,6% del PIB para el año entrante, las ayudas sociales son la única variable que tendrá un incremento de cara a los comicios.

En un programa fiscal que recorta 2,6% del PIB para el año entrante, las ayudas sociales son la única variable que tendrá un incremento de cara a los comicios. En primer lugar, la cartera de Stanley hará dos aportes extraordinarios para los beneficiarios de AUH de 1200 pesos en septiembre y otros 1500 en diciembre, a los que se podrían sumar otros en los dos meses del medio. En la misma línea, aumentarán los planes sociales que reciben unos 400 mil beneficiarios, que pasarán a $5700 y $6000.

También se gestiona un mega refuerzo alimentario. El mismo estará concentrado en más de 1200 comedores, entre los que se repartirán 350 mil raciones por día de desayunos, almuerzos, meriendas y cenas. Como complemento, se buscará optimizar el plan de precios cuidados con las principales cadenas de supermercados, que aumentaron su precio hasta un 15% tras la corrida cambiaria.

Por último, se realizarán ferias de alimentos frescos en el AMBA. Se trata de 4200 ferias en 60 municipios bajo el programa “el mercado en tu barrio” que será potenciado con el mantenimiento de los planes de créditos para jubilados y pensionados. El foco de la batería de medidas estará en los alimentos, ya que se prevé además un aumento de la indigencia.