La advertencia de la OMS en pleno furor por las vacunas contra el coronavirus

La eficacia de tres vacunas supera el 90%, pero el organismo planteó sus preocupaciones.
El Canciller - Comentarios

Tres laboratorios –Pfizer, el Centro Gamaleya y Moderna– confirmaron que sus vacunas -en fase 3- tienen una eficacia mayor al 90% y dispararon la euforia de las principales plazas financieras. Los avances en la carrera por lograr la cura al Covid-19 despertaron fuertes expectativas en la comunidad internacional, al tiempo que refuerzan una demanda multimillonaria de dosis para los farmacéuticas por parte de los Estados.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud advirtió que la vacunación no será suficiente para vencer al coronavirus  porque solo una parte de la población tendrá prioridad en una primera etapa de aplicación. Por eso, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS, exhortó a continuar con las medidas de prevención, ya que las vacunas limitadas “dejarán aún mucho espacio al virus para operar”.

De acuerdo a los planes de vacunación masiva que trazaron los gobiernos, la prioridad tendrán los trabajadores sanitarios, las personas de edad avanzada y las que tienen mayores riegos. “Esperamos que la vacuna reduzca el número de muertos y permita resistir a los sistemas de salud”, expresó Ghebreyesus.

La organización internacional promueve que las medidas de distanciamiento, lavado de manos y uso de barbijo se mantengan sigan, pese a la aplicación de la vacuna. Hasta el momento, los pronósticos más alentadores indican que recién la última quince de diciembre comenzaría a aplicarse. En tanto, una campaña de vacunación masiva podría extenderse durante meses.

Te recomendamos leer

La lupa puesta en la eficacia

Moderna anunció que su vacuna tiene un 94,5% de eficacia para luchar contra el COVID-19. Este anuncio fue precedido por el de Pfizer y el Centro Gamaleya de Rusia, que confirmaron el 90% y el 92% de eficacia respectivamente.

La eficacia determinará la aprobación de las dosis por parte de las entidades regulatorias. Es una carrera para conseguir el visto bueno lo antes posible, y así, alguna de las candidatas se convertirá en la primera vacuna que se aplicará contra el coronavirus en un mercado con una demanda obviamente multimillonaria.

Si la eficacia supera el 90% después de terminar la fase 3 (dura entre seis meses y dos años), otorgaría una excelente respuesta inmunológica. Los expertos vaticinaban que con un 60% o 70% de eficacia sería suficiente para palear la pandemia.

Las pruebas de Moderna incluyen a 30.000 voluntarios en Estados Unidos, mientras que en Rusia la “Sputnik V” se aplica a 40.000 participantes. Los estudios de Pfizer y BioNTech cuentan con 44.000 voluntarios de distintas partes del mundo, incluso argentinos que participan de las pruebas en el Hospital Militar Central.