Justicia penal, veleros y rugby: quién es Rodolfo Mingarini, el juez que dejó libre a un acusado por violación

El caso conmocionó a Santa Fe.
El Canciller - Comentarios

En el sexto aniversario del Ni Una Menos, un repudiable caso judicial tuvo lugar en la ciudad de Santa Fe. El juez penal Rodolfo Mingarini dejó libre con medidas de restricción a un acusado por violación, tras considerar que si bien podría haber existido una relación forzada, no puede entender “cómo hace para colocarse” el preservativo “y luego avanzar sobre el cuerpo de la víctima” que “se negaba”. 

“No puedo relacionar y entrar en la lógica de colocarse el profiláctico para tener esta relación cuando tiene que estar sometiendo a la víctima”, esgrimió el magistrado en el juicio, que comenzó tras la denuncia de una mujer contra un albañil que trabajaba en su barrio y habría ingresado a su domicilio para violarla. 

Roldofo Alejandro Mingarini es clase 1971, y se desempeña como juez de primera instancia del distrito judicial 1 en los tribunales de la ciudad de Santa Fe. Según sus registros en Linkedin, estudió en la Universidad Nacional del Litoral entre 1991 y 1998, especializándose en Derecho Penal y Derecho Procesal. Así se presenta en la misma red social: “Excelencia y eficacia en la prestación de los servicios legales. Liderazgo de un grupo profesional idóneo y desenvuelto”. 

En sus experiencias laborales, figuran también la dirección técnica de procesos judiciales y extrajudiciales, así como el gerenciamiento de las acciones de marketing de las oficinas jurídicas en red. En 2020 estuvo entre las autoridades de los Colegios Penales de Santa Fe. A Mingarini le gustan los veleros y el rugby: de joven, formó parte del plantel del Club de Rugby Ateneo Inmaculada (CRAI). 

Las reminiscencias de la actuación de Mingarini se registran de larga data. Desde Ni una Menos Santa Fe denunciaron otro triste recuerdo judicial del juez. Así lo relataron: “En marzo del año pasado, le otorgó la libertad a la espera del juicio a un hombre investigado por quemar a su pareja con agua hirviendo en Santo Tomé no dando lugar al pedido del Ministerio Público de la Acusación (MPA) que solicitaba prisión preventiva por considerarlo autor de lesiones graves calificadas por el vínculo y por violencia de género”. 

Al mismo tiempo, la agrupación agregó: “Nosotras hemos denunciado a estos jueces una y otra vez. Estos que desconocen la normativa en relación a la violencia de género y a su deber como funcionarios judiciales de  garantizar nuestra seguridad  y la  protección de nuestros derechos. Nos revictimizan, refuerzan estereotipos, mandatos, roles, conductas que perpetúan este delito y lo que es peor, otorgan impunidad a quienes lo cometen”. 

De esta manera, Mingarini sumó un repudiable accionar a su repertorio, que promete sumar capítulos próximamente con un caso que saltó a la luz pública nacional.