La oposición pide tiempo y se postergan las negociaciones por las PASO

La reunión de diputados con Wado de Pedro se llevaría a cabo mañana.
El Canciller - Comentarios

Al margen de las negociaciones en torno a nuevas restricciones por la suba de contagios de coronavirus, hay otro asunto que ocupa a la clase política por estas horas. Se trata de la suspensión o postergación de las elecciones PASO, previstas para el 8 de agosto. Se sabe que el oficialismo busca modificar la fecha, pero la oposición aún no dirimió sus diferencias internas sobre el tema y pidió más tiempo para hacerlo.

Había trascendido que en la jornada de hoy se iba a llevar a cabo una reunión informal en el Congreso entre el ministro del Interior Wado de Pedro y diputados opositores. La idea era intentar cerrar un acuerdo, pero finalmente el encuentro se postergó y se haría mañana jueves. 

Mario Negri, quien preside el interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, fue la voz cantante del pedido de tiempo a De Pedro y a Sergio Massa, el presidente de la Cámara, omnipresente en las negociaciones. A su vez, en las últimas horas, dejó declaraciones al respecto: “Para nosotros las reglas electorales son sagradas. Además, el Gobierno no ha hecho ninguna propuesta formal, son todos trascendidos”, dijo, en diálogo con La Nación +, bajándole el tono al tema. 

Ayer, la mesa nacional de Juntos por el Cambio se reunió en Ciudad de Buenos Aires, y difundió un comunicado en el que manifestó: “Frente a la situación que estamos atravesando nos parece inoportuno estar discutiendo sobre cuestiones electorales, en lugar de enfocarnos en la evolución de la situación sanitaria, la falta de vacunas en la escala necesaria, la inflación, el aumento de la pobreza, la inseguridad y los problemas cotidianos que sufrimos los argentinos por la falta de empleo, el cierre de negocios y la caída de la actividad económica”. Sobre este punto, Negri fue tajante y precisó que “la reunión no fue para hablar de las elecciones”. ¿Será que fue imposible ponerse de acuerdo?

La propuesta que prima hasta ahora, al menos en la luz pública, es la que postula Massa. Consiste en unificar las PASO con las elecciones generales, que están agendadas para el 24 de octubre. Así, según declaraciones a Radio del Plata, no se sometería “a los argentinos a tener que ir dos veces a votar”, en el contexto de una pandemia que no da respiro. 

Desde la plana opositora todavía no se llegó a una visión común que abarque a todo el espacio. Lo único cierto hasta ahora es que quedó la puerta abierta para un eventual acuerdo, siempre y cuando no se contemple la suspensión de las PASO. De todas formas, mediáticamente ya se escucharon planteos. 

Patricia Bullrich, presidenta del PRO, avisó por Twitter: “El cambio de fecha de las elecciones esconde un dardo envenenado: anular las PASO e imponer la antidemocrática Ley de Lemas, donde valen más las internas partidarias que el debate de ideas. Nosotros defendemos un proyecto: necesitamos más legisladores contra un poder que avanza”. 

Reunión de la mesa nacional de Juntos por el Cambio.

Por su parte el radical Martín Lousteau dialogó con TN y aseguró que “la discusión de las PASO no va a modificar nada de la pandemia. Es más probable que alguien se contagie cuando la política sale a hacer campaña, que el día de la elección propiamente dicha”. 

Quien sorprendió mostrándose alineada con la idea de Massa fue Elisa Carrió. “Ni estoy dispuesta a hacer política en estas condiciones cuando la gente está en esta situación, ni creo que sea razonable -en términos de prioridades- que haya una PASO”, expresó ante La Nación +. 

En este marco, la oposición intenta apaciguar sus divisiones internas para que, a la hora de conversar, pueda presentarse ante De Pedro y Massa con una posición unificada.