Juntos por el Cambio: derrota nacional, transición y oposición desde el día 1

El Canciller - Comentarios

La elección terminó. A partir del 10 de diciembre, Alberto Fernández será el presidente de la Nación. Pero una vez que se conocieron los resultados y Mauricio Macri reconoció la derrota, la pregunta que quedó flotando en el búnker de Costa Salguero fue cómo se va a reestructurar Juntos por el Cambio.

Macri dio señales claras en su discurso. En primer lugar confirmó el primer paso para la transición en el Ejecutivo. “Quiero felicitar al presidente electo, Alberto Fernández. Acabo de hablar con él por la gran elección que ha hecho”, aseguró y agregó que “lo invité a desayunar porque tiene que empezar un período de transición ordenada”.

Pero, a continuación, se mostró firme en el futuro de Cambiemos. Con números en mano (la alianza oficialista obtuvo 7 puntos con respecto a las primarias, al conseguir el 40,5% del sufragio nacional) el Presidente indicó que van “a ejercer una oposición sana, constructiva y responsable que nos lleve al crecimiento que tanto anhelábamos”.

Cabe destacar que con estos resultados, Juntos por el Cambio tendrá, a partir de diciembre, 118 bancas de un total de 257.

De la cautela al “agradecimiento”

El estado en el búnker de Costa Salguero varió con las horas. “No hay nada” fue la frase más repetida en la sala de prensa una vez que abrieron las puertas. La cautela se respiraba en los pasillos y hasta las 9 de la noche, la premisa era no “difundir rumores” para respetar la veda electoral. Incluso, el jefe de Gabinete Marcos Peña indicó en conferencia de prensa que “quizás habrá que esperar al escrutino definitivo”.

El público percibió ese escepticismo y no mostró énfasis en las primeras horas. Luego, entre los primeros números y la confirmación de la victoria en Ciudad, el animó cambió: se pidió por la reelección de los tres candidatos (Macri, Vidal y Rodríguez Larreta), a la vez que la música fue aún más festiva. Rodrigo, Damas Gratis y un popurrí de rock nacional, fue el soundtrack elegido.

Cuando la tendencia nacional fue irreversible y Macri salió a escena, la incertidumbre pasó por saber quién iba a estar con en el escenario. A las 22.30 el Presidente apareció junto a su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto. Y, minutos después, se sumaron todos los integrantes del gabinete nacional, junto a Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. En la pantalla gigante, con un fondo blanco, se leía “Gracias”. Los militantes aplaudieron.

¿La gran ausente? Elisa Carrió, quien prefirió seguirlo por Twitter. “En el búnker estaban todos invitados”, contaron a este medio desde el equipo de campaña.

Rodríguez Larreta, el gran ganador

“Que noche mágica Ciudad de Buenos Aires”. Esa estrofa fue la antensala para que Diego Santilli, vicejefe de Gobierno, aparezca en el escenario del lugar. Y lo que se rumoreaba en los bocas de urnas, fue una certeza: Horacio Rodríguez Larreta había ganado la elección local, con el 55% de los votos, para desechar la posibilidad de una segunda vuelta.

Foto: JUAN MABROMATA / AFP

“Juntos, vamos a lograr que los vecinos vivamos mejor. Vamos a encarar más y mejores obras. Vamos a hacer una Ciudad más igualitaria y con más oportunidades”, expresó el jefe de Gobierno, visiblemente emocionado. Rodríguez Larreta agradeció a su equipo, entre ellos, a Martín Lousteau, una de las últimas incorporaciones de la alianza electoral. La victoria electoral le permite a Juntos por el Cambio mantener la mayoría en la Legislatura porteña.

“Teníamos mucha confianza, pero nunca esperamos el 55%” dijo a El Canciller uno de los voceros que Rodríguez Larreta agradeció una vez conocido el triunfo. Sobre los planes a futuro, agregó: “La campaña terminó, pero con Horacio no se descansa. Mañana empieza la reccorrida de nuevo”.

¿Cómo será una nueva gestión de Juntos por el Cambio? En su plataforma, el jefe de gobierno dispuso de 130 propuestas para los próximos cuatro años. Entre ellas se destacan “levantar todas las barreras de la Ciudad”, la platanción de 100 mil árboles y -en materia de seguridad- agregar, al centro de monitoreo, 25.000 nuevas cámaras de seguridad.

No se termina nada”

La gobernadora de la provincia, María Eugenia Vidal, salió un rato después del discurso de Rodríguez Larreta a reconocer la derrota en Buenos Aires. Con seis puntos más que en las PASO, Vidal no alcanzó al candidato del Frente de Todos, Axel Kicillof: la votación quedó 52,1% para el Frente de Todos, contra los 38,5% de Juntos por el Cambio.

Foto: JUAN MABROMATA / AFP.

En su discurso, insistió -al igual que Macri- en una salida ordenada. “Espero que en los próximos días empecemos un transición democrática”, expresó y destacó avances en su gestión, entre ellos, la llegada del SAME a la provincia y la “mejora” en los hospitales públicos.

Luego de agradecer a su equipo, el último tramo de su exposición lo dedicó a su futuro político. Y no dejó dudas: “Mi compromiso lo decidí hace muchos años, y ahora es el momento de demostrarlo. Acá no se termina nada, empieza otra etapa”, dijo, entre aplausos. ¿Irá a la Ciudad con Rodríguez Larreta? “No lo creo, va a participar desde otro lugar”, aseguró uno de sus colaboradores.