Juicio político: avanza sola Carrió contra Garavano y crece la tensión interna en Cambiemos

El Canciller - Comentarios

La pelea dentro de Cambiemos por el manejo de las cuestiones judiciales tendrá hoy un nuevo capítulo. La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, presentó finalmente un pedido de juicio político contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, ante la Cámara de Diputados.

El proyecto que impulsa Carrió no tiene posibilidades de avanzar en el Congreso, ya que no cuenta con el respaldo del oficialismo ni de la oposición, que prefiere no entrar en la discusión interna de Cambiemos. Sin embargo, el pedido de juicio político contra Garavano volverá a dejar en evidencia los enfrentamientos que hacen vibrar al frente gobernante.

El jueves pasado, tras un frío encuentro con el presidente Mauricio Macri en un acto oficial, Carrió anunció que postergaría la presentación contra el ministro para “disipar” la tensión. No obstante, el pasado fin de semana anunció que el envío del proyecto a Diputados se concretaría este martes. Según supo El Canciller, no hubo contactos entre la diputada nacional y el Presidente en los últimos días.

La presentación contra Garavano se basa en el presunto mal desempeño de sus funciones y eventuales delitos. El anuncio del pedido de juicio político lo había hecho Carrió semanas atrás cuando el titular de la cartera de Justicia aseguró que no era bueno para el país que un ex presidente estuviera preso, al referirse a la eventual detención de la ex mandataria Cristina Kirchner.

Además de estar basado en esas declaraciones, que para Carrió buscan darle “impunidad” a la ex presidenta, el proyecto cuestiona la supuesta “protección” que Garavano le dio a los ex fiscales José Barbaccia y Eamon Müllen en la causa por encubrimiento en el atentado a la AMIA.

La presentación de Carrió se suma al otro frente de disputa que en los útlimos dìas comenzó a abrirse dentro de Cambiemos: el radicalismo. Aunque no respaldará a la líder de la Coalición Cívica en su avanzada contra Garavano, la UCR le dará al PRO otro punto de tensión al reunirse esta semana para comenzar a definir su estrategia electoral y dejar en claro sus expectativas sobre el Presupuesto 2019.