Jubilaciones: qué dice el informe del CEPA (en pleno cruce de Alberto con algunos medios)

La discusión entre el Presidente y los especialistas económicos de algunos portales parte por incorporar -o no- el bono a la actualización de los haberes jubilatorios.
El Canciller - Comentarios

Este domingo, Alberto Fernández utilizó su red social preferida -Twitter- para publicar otro contrapunto con algunos medios de comunicación.

Es que tanto Clarín como La Nación publicaron, en su edición dominical, el informe realizado del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) para explicar que las actualizaciones en los haberes jubiliatorios representaban un “ajuste” de 5.000 millones, en comparación a la fórmula elaborada durante la gestión de Mauricio Macri.

“Este es un ejemplo de cómo se desinforma. Ciertos medios afirman que ha habido un ajuste sobre los jubilados cuando en realidad eso no pasó. Difunden de modo sesgado un informe del CEPA para poder imponer esa falsa idea del ajuste”, fue la respuesta de Fernández.

Te recomendamos leer

Los datos del informe

En su estudio el CEPA -dirigido por Hernán Letcher- aporta varias cifras en relación a la actualización de los haberes jubilatorios. El primer apartado analiza el cambio de fórmula efectuado por Mauricio Macri, al establecer que el poder adquisitivo del haber mínimo se retrajo 19,1%, en relación a la antigua fórmula pensada por el kirchnerismo.

“Considerando la evolución del IPC-INDEC y el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) por cada $100 que cobraba un jubilado de la mínima en 2015, en 2019 cobró el equivalente a $80,90) en la comparación entre el promedio de 2015 y el promedio de 2019”, asegura el trabajo de investigación.

Luego, se mete de lleno en los números de la nueva actualización, esta vez, decretada por el Frente de Todos. En una primera cuenta, el CEPA calcula que, si se hubiese aplicado la movilidad instaurada durante el macrismo y derogada por Fernández, el dinero que hubiese destinado el Estado Nacional habría ascendido a $168.392.916.442.

En cambio, la fórmula diseñada por Alberto Fernández y el titular de la AnsesAlejandro Vanoli, llega solo a $162.907.197.970.

De esta forma, tanto Clarín y La Nación aseguraron que “el ajuste” ascendía a $5.485.718.473.

El gráfico citado por La Nación y Clarín

Bono (y un nuevo cálculo del CEPA)

Claro está que ese cálculo es sin tener en cuenta el bono de 5 mil pesos otorgado a los jubilados, en diciembre pasado, por el Gobierno. Allí la discusión es teórica: algunos especialista -citados, por caso, en Clarín- que establecen que los decretos van por fuera del cálculo, en contraposición la visión de Fernández.

Al incorporar los valores agregados, el CEPA estipula que “si se analiza el semestre diciembre de 2019 a mayo de 2020, se percibe que la movilidad de diciembre más el aumento por decreto de marzo implica un incremento de 17,3% que alcanza 25,1% si se considera el bono”.

Con esa premisa se calcula que, en marzo, el sector de los jubilados que cobran la mínima se recuperarían un 0,4% de poder adquistivo (si no se considera el bono) y 8 puntos porcentuales con el plus brindado por el Ejecutivo.

“Finalmente, si se considera la movilidad anterior, el nuevo esquema implica casi 4 puntos porcentuales por encima si se considera el bono de diciembre y enero y casi 4 puntos menos si no se toma en cuenta el bono”, completa el informe.

Informe Cepa
El cálculo del CEPA con los valores agregados
Te recomendamos leer

Las escalas

Del nuevo esquema surge que los haberes mínimos se incrementarán en $197 mensuales respecto a lo previamente establecido por ley. Las jubilaciones más altas, por su parte, perderán $8043 en el mismo período. En el medio, los pasivos que perciban más de $16.300 cederán mayor poder adquisitivo a medida que mayores sean sus remuneraciones.

Los que cobren $20.000, perderán $352 mensuales, mientras que los de $30.000, $1278; los de $50.000, $3130; los de $70.000, $4.982; y así hasta llegar a quienes reciben $103.000 por mes, que sólo verán crecer sus haberes en 3,75%.