Jubilación anticipada: requisitos, principales claves y cómo funciona en otros países

El Gobierno adelantará la posibilidad de acceder a la pensión previsional para quienes estén desempleados ¿A qué sectores apunta? ¿Desde qué edad se puede solicitar? ¿Se cobrará el 100% de la jubilación definitiva?
El Canciller - Comentarios

Frente al descontento general de la gestión plebiscitado el domingo 12 en las PASO, el Gobierno reemplazó una parte importante de sus ministros como señal de reacción política. En el mismo sentido, el nuevo jefe de Gabinete, Juan Manzur, llegó a la Rosada con anuncios epidemiológicos y económicos debajo del brazo. Los jubilados son uno de los sectores que más valor adquisitivo perdieron en los últimos años, por eso el Ejecutivo piensa en una Prestación Anticipada por Desempleo (PAD).

La titular de ANSES, Fernanda Raverta, aseguró que están “ultimando detalles” para la implementación de esta jubilación anticipada que beneficiaría a 500 mil personas –dentro de las cuales un 90% son hombres–. La iniciativa es un salvavidas para todas aquellas personas que se encuentran desempleadas y que, por su edad, son “viejas” para ser competitivas en el mercado de trabajo y “jóvenes” para retirarse.

¿Cuáles son los requisitos?

La medida apunta a mayores de 55 años en el caso de las mujeres y de 60, en el de los hombres –cinco años menos que la edad jubilatoria legal de ambos géneros–; con al menos 30 años de aportes y que estén en situación de desempleo por un periodo igual o mayor a un año. Además, será condición excluyente que el fondo previsional del ciudadano le permita acceder a una pensión igual o mayor al 40% de su mensualidad promedio. Asimismo, de los 120 meses de aportes antes de la solicitud, 72 deben estar demostrados.

En tanto, no podrán recibirla aquellos que cuenten con actividades de relación de dependencia o cuenta propia, ni quienes perciban ingresos de cualquier tipo de plan social, pensión graciable o no contributiva, jubilación, pensión, retiro civil o militar, ya sea nacionales, provinciales o municipales. Por la positiva, podrán acceder también a los servicios de la obra social de PAMI.

No obstante, hay que destacar que en caso de cumplir con los requisitos, el beneficiario no recibirá el total de la PAD calculada, sino el 80% de lo que les correspondería –no pudiendo en ningún caso ser inferior al haber mínimo jubilatorio, que es de $25.922 actualmente–. Al cumplir los 60 en el caso de las mujeres y los 65 en el de los hombres, pasarían a cobrar la pensión completa.

No es la primera vez que esto sucede. En 2005, el expresidente Néstor Kirchner había tomado una medida similar, que en ese entonces alcanzó a más de 100 mil personas hasta el 2007.

En el resto del mundo

En Perú las mujeres ya podían jubilarse anticipadamente, pero los hombres no. En julio de este año se aprobó una ley para que los trabajadores varones se sumen al beneficio. En cuanto a los requisitos, es una normativa casi idéntica a la argentina, pero con un piso más bajo: aplica para mayores de 50 años.

En el caso de México es más fácil. El desempleado tiene la opción de obtener la jubilación anticipada siempre y cuando la pensión calculada sea solo un 30% mayor a la Pensión Mínima estipulada por el Gobierno. A su vez, solo se requieren 24 años de aportes.

Por su parte, en España están retrasando desde 2013 la edad jubilatoria de 65 a 67 años. Sin embargo, existen otros mecanismos similares al que se impulsará en Argentina para hacerlo de manera anticipada. Las exigencias varían: se necesitan 35 años –33 si en vez de voluntaria es forzosa–de aportes y que 15 de ellos sean justo antes de la solicitud. Además, la prestación se reduce entre un 1,5% y 2% por cada trimestre que se anticipe a la edad legal correspondiente. De todas formas, allí la medida es más restrictiva, solo pueden acceder quienes tengan entre 61 y 63 años.

En Chile también existe la PAD. No obstante, allí es más difícil el acceso. Las personas solicitantes deben tener ahorros suficientes en su cuenta de AFP para financiar una pensión igual o superior al 80% de la Pensión Máxima vigente. Asimismo, esa misma cifra obtenida debe estar por encima del 70% del salario promedio de los últimos 10 años.