Inversiones, pago de bonos y la adquisición de Petrobras: la respuesta de Pampa Energía

La compañía, presidida por Marcelo Mildin, puso blanco sobre negro sus números contables, luego de la inauguración de la nueva central en Marcos Paz.
El Canciller - Comentarios

Días atrás, Pampa Energía se quedaba con los flahses y tapas de casi todos los medios de comunicación. Es que, en plena pandemia, la compañía energética inauguró, junto a Alberto Fernández, la ampliación de la Central Termoeléctrica Genelba, en la localidad bonaerense de Marcos Paz.

Y mientras el jefe de Estado, vía Zoom, agradecía la inversión de 350 millones de dólares para poner en funcionamiento la extensión de la central -con un potencial alcance para generar el 7% de todo el consumo eléctrico del país- algunos sectores del “ala dura” del Frente de Todos apuntaron contra Pampa Energía, a raíz de una información que circuló desde las oficinas del Banco Central.

En el informe, la entidad que comanda Miguel Pesce decidió exhibir la totalidad de la formación de activos externos durante la administración de Juntos por el Cambio. En números finales, se fueron del país USD 86.000 millones en el período 2016-2019. Según el relevamiento del Central, la fuga de capitales generó “las condiciones para la irrupción de un nuevo episodio de crisis por sobreendeudamiento externo”.

Por caso, algunos medios -como El Cohete a la Luna– publicaron un listado de las empresas que más habrían transferido divisas al exterior durante ese lapso de tiempo. Dentro de las compañías aparecía Pampa Energía.

Te recomendamos leer

La respuesta

La compañía, liderada por Marcelo Mildin, no esquivó el bulto ante las conversaciones críticas que surgieron luego del anuncio y, en un derecho a réplica, publicó una solicitada explicativa en Página/12.

En primer lugar, la empresa explica que la información fue dada de manera imparcial: solo se contabilizaron la “fuga” de divisas y no, por caso, los ingresos de dólares al país. En los balances presentados, Pampa Energía argumenta que entre las salidas y entradas de divisas, los montos fueron similares durante el período 2016-2020.

“Gran parte de las divisas compradas, unos 800 millones de dólares, fueron destinados por parte de Pampa a las importaciones de tecnología, turbinas y otras maquinarias de última generación que sostuvieron el plan de inversiones de aproximadamente 1.000 millones de dólares anuales”, indica la solicitada.

La ampliación de la central en Marcos Paz costó alrededor de 350 millones de dólares.
La ampliación de la central en Marcos Paz costó alrededor de 350 millones de dólares: podría producir hasta el 7% del consumo eléctro del país.

Petrobras

Por otro lado, en los libros contables de la empresa marcan mayo de 2016 como un mes histórico. Es que parte sustancial de las divisas transferidas fueron utilizadas para la compra del 62,7% de las acciones de Petrobras en Argentina. En las crónicas de la fecha, se expone que el monto de la adquisición había sido de 892 millones de dólares.

Luego, tal como impone la Ley de mercado de control de capitales, la energética ofertó a los tenedores minoritarios que quedaban en la franquicia argentina y, en diciembre de ese mismo año, absorbió la totalidad de la petrolera.

La solicitada de Pampa Energía.
La solicitada de Pampa Energía.

Bonos

El último punto que enfatiza la respuesta de la energética es que, al operar en la bolsa de Wall Street, la empresa decidió emitir bonos en el mercado internacional, “con el objetivo de financiar las inversiones”. Calculan que, en total, se efectuaron pagos por 500 millones de dólares, en conceptos de capital e intereses.

Todas estas afirmaciones son fácilmente contrastables por las autoridades, al ser pública toda la información financiera de la compañía“, completa el texto de la energética.