Inversiones, acuarios y murciélagos: las insólitas ofertas laborales a Ginóbili tras su retiro

El Canciller - Comentarios

Una semana después de conmocionar al mundo del básquet y el deporte en general al anunciar su retiro como profesional, las certezas que rodean a Emanuel Ginóbili confluyen en la ciudad de San Antonio, sitio que lo acobija hace 16 años, cuando desembarcó en la franquicia tras su rutilante actuación en el Mundial de Indianápolis 2002.

Los hijos del bahiense ya iniciaron el período lectivo en el distrito de Texas y el ex escolta de los Spurs, incluso, ya se hizo presente en uno de los entrenamientos del equipo dirigido por Gregg Popovich, que está inmerso en los preparativos de cara a la nueva temporada que comenzará a mediadios de octubre.

A su vez, los fans de la ciudad le agradecieron el jueves pasado su invaluable aporte a la entidad con la celebración del #ManuGinóbiliDay, en un homenaje que incluyó desde la decoración del edificio de la municipalidad con la leyenda “¡Gracias, Manu!” hasta a los concejales de la metrópoli, quienes fueron a trabajar con la camiseta tradicional del argentino.

A sus 41 años de edad, y luego de 23 años de carrera en los que conquistó cuatro anillos de la NBA -2003, 2005, 2007 y 2014- sumado a las dos medallas olímpicas con la Generación Dorada, el mejor basquetbolista argentino de la historia empezó a recibir sus primeras ofertas laborales. Algunas, algo surrealistas.

Su ex compañero en la franquicia, David Robinson, lo tentó para incorporarse a su empresa Admiral Capital Group, como gerente de inversiones inmobiliarias. La empresa Terminix, especializada en el monitoreo de plagas en el país norteamericano, apeló a la creatividad al rememorar un partido de San Antonio en el que Manu atrapó un murcielago que había ingresado en el estadio. Así, le ofreció sumarse al staff de manera part time para ayudar en la eliminación de vampiros.

La última propuesta provino de las redes sociales del futuro Sea Life Aquarium de San Antonio, a inaugurarse en 2019, para que tome el cargo de “Director Honorario de la diversión”. Cabe destacar que Ginóbili renunció a percibir US$2,5 millones de los Spurs, estipulados en el contrato por dos temporadas que rompió de manera precipitada. ¿Se animará a agarrar alguna changa?