Intervención, los Kirchner y Stolbizer: reaparece la causa Hotesur en el comienzo de año

La sociedad de la familia Kirchner sumó nuevos problemas a su agenda judicial: la diputada del GEN le advertirá al juez Ercolini sobre "irregularidades" en una asamblea
El Canciller - Comentarios

La firma Hotesur S.A, empresa emblema de la ex familia presidencial Kirchner, afronta un panorama delicado: hasta el momento está acéfala. Ninguno de los herederos de Néstor y Cristina Kirchner, es decir Máximo y Florencia Kirchner, está “dispuesto” a tomar las riendas del directorio de la firma que nuclea al Hotel Alto Calafate, que cuenta con veedores designados por el juez federal Julián Ercolini. No es su único conflicto. Además de no poder cambiar su composición accionaria, y de la sombra de la AFIP que asoma en el horizonte, la diputada del GEN Margarita Stolbizer, denunciará una asamblea “ficticia” de la empresa ante la Justicia.

El 20 de diciembre se realizó una asamblea de la firma para aprobar los estados contables, no obstante, allí asomó una situación compleja: la presidencia y la vicepresidencia, en manos de Romina Mercado (sobrina de la ex presidenta) y Rocío García (esposa de Máximo Kirchner) quedaron vacantes por la renuncia de las mismas, según publicó el diario La Nación.

Tanto Máximo como Florencia, accionistas de Hotesur S.A, no estuvieron presentes: enviaron como apoderado al abogado Ricardo Nissen, ex titular de la Inspección General de Justicia (IGJ) entre 2003 y 2005. Allí, el letrado transmitió que ambos hijos no se encontraban en “en condiciones de proponer a nuevos directores titulares y suplentes por no encontrar personas dispuestas a asumir dichos cargos, fundamentalmente por la persecución judicial y mediática de las que son víctimas personas vinculadas a la sociedad”.

Asoma de nuevo Stolbizer

La diputada por el GEN, Margarita Stolbizer, amicus curiae de la causa, denunciará ante el juez federal Julián Ercolini que la ex familia presidencial realizó “una asamblea ficticia y renunciaron todas las autoridades”, con el supuesto objetivo de “vulnerar las cautelares dictadas por la Justicia”. La ex socia política de Sergio Massa, le pedirá al magistrado que “intervenga” la empresa y considere las responsabilidades pertinentes.