Intervención del PJ: juega Servini a favor de los “dialoguistas” y resiste el cristinismo en Matheu 130

El Canciller - Comentarios

Tras un polémico y político fallo, la jueza María Romilda Servini dispuso la intervención del PJ en sintonía con el pedido de Carlos Acuña, secretario general del gremio de estaciones de servicio y parte del Triunvirato de la CGT,  quien argumentó que el partido estaba acéfalo y comandado por dirigentes que “sólo podían ejercer alguna función a la sombra de la ex presidente (Cristina Kirchner) y que en la actualidad nadie reconoce”.

De esta manera, la magistrada con competencia electoral nombró interventor del PJ al dirigente gremial Luis Barrionuevo -marido de Camaño, la diputada que acompañó a Pichetto a Gualeguaychú a presentar al nuevo peronismo-, desplazando al sanjuanino José Luis Gioja, y le arrebató al kirchnerismo la mítica sede de Matheu  130, donde Gioja permaneció atrincherado y rodeado por la policía hasta altas horas de la noche. Cuando el tres veces gobernador de San Juan salió, adelantó lo obvio: este miércoles apelarán el fallo de Servini.

Gioja: “Esto es una afrenta a la democracia; vamos a apelar”

El peronismo kirchnerista perdió la conducción del PJ nacional a través de un fallo judicial. La justicia le pasó el bastón de mando al ala de Pichetto, Massa y Bossio. Para el sector cristinista, el fallo encubre una decisión del Presidente de la Nación. “Barrionuevo es Macri”, afirmó el diputado Áxel Kicillof en la tarde del martes.

Si bien Servini ya lo nombró como interventor, Barrionuevo no logró asumir. Cuando llegó escoltado de los suyos y de dos escribamos que dejaron constancia de su presentación, los custodios de la sede del PJ nacional cerraron la puerta de vidrio y rejas. Desde allí, el gremialista se fue a la comisaría sexta para realizar la denuncia ante la asunción que le fue negada.

Uno de los argumentos que explica el fallo de Servini es que Gioja apoyó -en las elecciones legislativas de 2017- a Cristina Kirchner, quien decidió presentarse por fuera de las estructuras del PJ para no tener que enfrentar una interna con su ex ministro Florencio Randazzo.

El fallo Servini se hizo ante una presentación de Barrionuevo. Antes había ignorado varios pedidos de Duhalde través de los abogados Oscar Diani y Omar Saúl Gadea, en nombre de la agrupación Justicia y Dignidad. Ese sector ya hizo un congreso paralelo del PJ en Avellaneda en 2015.