El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decidió hoy cancelar su visita a la Argentina por el "plan extravagante" que -según dijo- montó la oposición local en su contra.   

El líder bolivariano tenía previsto arribar este lunes a Buenos Aires para participar mañana de la Cumbre de la CELAC junto a otros referentes de la región.   

En horas del mediodía se supo que Maduro había cancelado el encuentro que tenía agendado con el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y eso generó dudas sobre su visita al país.   

Finalmente, a través de un comunicado, el Gobierno de Venezuela confirmó que el viaje no se realizaría.   

"Pretenden montar un show deplorable, a fin de perturbar los efectos positivos de tan importante cita regional, y así contribuir a la campaña de descrédito -ya fracasada- que se ha emprendido contra nuestro país desde el Imperio Norteamericano", subrayó la administración de Maduro.   

Además, apuntó por ese plan a la "derecha neofasista".   

En los días previos a la Cumbre de la CELAC, referentes de Juntos por el Cambio realizaron una denuncia en la Justicia contra Maduro por violaciones a los derechos humanos, con el objetivo de que fuera detenido al llegar al país.   

A la vez, presentaron un proyecto en la Cámara de Diputados para que sea declarado persona no grata.