“Intencionalidad política”, “barrabravas en la Rosada” y un reclamo a la Corte: la respuesta de Larreta por el recorte de fondos del Congreso a la Ciudad

El jefe de Gobierno rechazó de forma tajante el proyecto de ley que aprobó el oficialismo en Diputados y anticipó una nueva demanda ante la Corte Suprema.
El Canciller - Comentarios

Luego de que la Cámara de Diputados convalidara este martes el proyecto de ley de recorte de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, realizó una conferencia de prensa junto a Diego Santilli para anunciar que presentará una nueva demanda judicial por la quita adicional de recursos, reclamarle celeridad a la Corte Suprema de Justicia y rechazar las últimas medidas del Gobierno nacional en contra de su gestión.

“En medio de la crisis sanitaria más grande que haya habido, y mientras muchos países apoyan a sus ciudades, a nosotros nos desfinancian de forma intempestiva. Ofrecimos consenso y nos devolvieron decisiones arbitrarias, inconsultas. ¿Eso es vocación de diálogo?“, comenzó su alocución el alcalde porteño.

Con integrantes de su gabinete, senadores y diputados de Juntos por el Cambio detrás suyo, Larreta recordó que el 9 de septiembre, el Gobierno nacional determinó una poda a los fondos de la Ciudad para que la administración de la provincia de Buenos Aires pudiera hacer frente al reclamo salarial de la Policía bonaerense.

Según especificó, desde que rige ese decreto la Capital Federal perdió $150 millones por día, en fin de año ese monto será de $13.000 millones, y durante 2021 ascenderá a $53.000 millones. No obstante, también puntualizó que con la nueva ley que se apresta a aprobar el oficialismo en el Congreso de la Nación, las pérdidas totales sumarán $62.000 millones.

El jefe de Gobierno, además, criticó el llamamiento intempestivo del Frente de Todos a la sesión especial de este lunes -la convocatoria fue el viernes a última hora-, que concluyó con una aprobación de la iniciativa oficial por 129 votos a favor, 118 en contra y siete abstenciones. “Aceleró a contrarreloj, a las apuradas. No hay antecedentes, no había necesidad de tanta improvisación y apuro“, sostuvo.

En esa línea, rechazó de plano la apertura de una mesa de negociación entre la Nación y la Ciudad, que en los próximos 60 días debería decidir, con intervención de la Comisión Federal de Impuestos (CFI), el monto definitivo por la transferencia de la Policía Federal al distrito porteño.

Se le pide opinión a un organismo que no es neutral -por el CFI-, que ya manifestó su posición hacia ellos“, esgrimió. Dentro del CFI están representados los gobernadores. “Nos invitan a negociar pero mientras santo siguen ejecutando la decisión. Lo que nos sacan es equivalente al 88% del total del presupuesto de Salud, 11 meses de salario docente, la construcción de 217 escuelas primarias y de 13000 viviendas nuevas en barrios populares“, enumeró.

El alcalde porteño anunció que volverá a acudir a la Corte Suprema de Justicia para reclamar por el proyecto de ley que convalidará el Senado en los próximos días y le pidió al máximo tribunal que “defina cuanto antes” sobre la primera presentación del decreto presidencial de septiembre porque advirtió que “hay que reestablecer el federalismo que se quebró” y, además, “cada día que pasa a la Ciudad le están sacando $10.000 millones”.

En el tramo final de su discurso, recordó que él y Santilli fueron denunciados por la administración de Alberto Fernández a raíz de los desmanes en las calles durante el velatorio de Diego Maradona y contraatacó: “Una diputada del oficialismo manifestó que nuestra autonomía es reversible. ¿Esto qué quiere decir? ¿Qué quieren sacarle la Policía a la Ciudad? ¿Quieren sacarla para que barrabravas tomen la Casa Rosada, como el otro día?“.

Por último, sentenció: “Esto tiene nombre: es intencionalidad política. No hay otra forma de llamarlo. Pero no cuenten conmigo para profundizar esa grieta, yo no voy a profundizar la división”.