Instala Marcos el segundo debate estructural y desvía la atención de la incertidumbre económica

El Canciller - Comentarios

La agenda de Cambiemos para 2018 se despega de la economía. Desde la reciente incorporación de la discusión de la despenalización del aborto, ahora el jefe de Gabinete, Marcos Peña, trae a la mesa oficial el debate de la reciprocidad de las prestaciones sanitarias con los demás países.

El gobierno dio luz verde a la discusión de la despenalización del aborto y el presidente de la Nación, Mauricio Macri, más allá de aclarar que “está a favor de la vida”, simplemente le pidió una cosa a sus diputados: tiempo. “Que se estire lo que se tenga que estirar”, fueron sus palabras sobre este debate. Ahora, apenas unos días más tarde, su mano derecha anunció la necesidad de debatir el servicio de salud argentino, que peyorativamente muchos tratan como “el hospital de la región”.

“Uno tiene que responder ante la situación de sus ciudadanos y los impuestos que ellos pagan”

“La posibilidad de que esto se debata en el Congreso y se pueda dar un marco general para todas las provincias podría ser algo que nosotros veríamos con buenos ojos”, afirmó Peña. En la misma línea, manifestó que es un error vincular esta discusión con la xenofobia o la discriminación.

La reciprocidad apunta a que se preste el mismo servicio de salud a los extranjeros que se atienden en argentina que aquella que reciben los  argentinos que viajan al extranjero. “En el resto de los países del mundo, no solo en los limítrofes, cada argentino que va debe pagar por la prestación de salud”, apuntó el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

“En el resto de los países del mundo, no solo en los limítrofes, cada argentino que va debe pagar por la prestación de salud”

“Hay casos de Bolivia y Chile que no dejan salir a los argentinos si no pagan, y en muchos casos nuestros consulados tienen que firmar garantías para pagar todas las prestaciones de salud”, resaltó.

Esta problemática también concierne a la relación bilateral con Estados Unidos. En diciembre del 2017, un turista norteamericano, Frank Joe Wolek, fue apuñalado en el corazón e ingresó al Hospital Argelich, donde permaneció 40 días y fue intervenido quirúrgicamente. “El hospital público me salvó la vida”, contó. Una mujer argentina que se encontraba de vacaciones en Estados Unidos tuvo complicaciones en su embarazo. Luego de varias trabas, la dejaron salir del país con una deuda de 40 mil dólares.