Inquieta la facilidad de Fabbro para evadir a la Justicia

La orden de pedido de captura a Interpol llegó hace una semana, pero todavía no hay respuestas del organismo ni rastros del ex futbolista de Boca y River.
El Canciller - Comentarios

¿Dónde está Jonathan Fabbro? La situación del futbolista se complica más y más según pasan las horas. Denunciado por abusar sexualmente de su ahijada entre 2012 y 2016, desde que ella tenía 6 años, la justicia argentina solicitó un pedido de captura a Interpol, pero aún no pudo ser localizado, tras casi una semana de búsqueda y pese a ser una figura pública y famosa.

El organismo internacional todavía no respondió la orden ni publicó su ficha en el listado oficial de personas buscadas. Mientras tanto, en Argentina aguardan que Interpol ordene a las fuerzas de seguridad de México la detención, para luego solicitar el pedido de extradición del acusado, pero por inexplicables razones esto no ha ocurrido.

Sólo la fama, relevancia mediática y fortuna son los que explican que Fabbro aún no haya sido capturado y la facilidad con la que dirige y evita el accionar de la justicia. Toma fuerza una versión que indica que se entregaría en unos días, pero resulta insostenible que, existiendo una orden de captura, él puede elegir el lugar y forma de su rendición a la justicia.

Sorprende que no haya datos del paradero del futbolista prófugo y novio de la mediática modelo paraguaya Larissa Riquelme, que se desempeñaba en los Lobos BUAP de Puebla. Luego del pedido de captura, Fabbro se ausentó de los entrenamientos y el club rescindió inmediatamente el vínculo entre ambos.

Tras una semana de búsqueda, Interpol no pudo localizar a Jonathan Fabbro pese a ser una figura pública y famosa

Lo que no llama la atención es su facilidad para eludir a la Justicia. En un confuso episodio ocurrido en junio de este año, evadió controles migratorios en Argentina, logrando que la Dirección Nacional de Migraciones no le informara de su ingreso al país al juzgado que lo busca. A raíz de esta situación, se abrió otra causa penal.

Cabe recordar que la causa que lo incrimina se inició en abril de este año ante la denuncia de la madre de la niña (hoy de 11 años), quien, advertida por su hijo, le revisó el celular y descubrió las conversaciones subidas de tono que mantenía con Fabbro.

El letrado del futbolista, Fernando Burlando, aún no sabe si seguirá representándolo en esta causa, ya que primero “tiene que asegurarse de la inocencia”, frase que no deja bien parado a Fabbro. Sin embargo, cobró sus honorarios por adelantado, aunque lo hizo antes del pedido de captura internacional.

El abogado conoce la existencia de los chats. Sin embargo, confía en que el celular de la menor, que la madre de la chica entregó al hacer la denuncia, sea peritado y se exculpe así a su cliente. Además, ésta no es la única causa en el haber del jugador: fue denunciado este año por abusar de otra menor en Paraguay, lo que originó una causa que está en pleno trámite en el país vecino.

Fuentes cercanas a Interpol confirmaron que es habitual que no se de el mismo trato a un desconocido que a alguien del peso económico y mediático de Fabbro, aunque todos coinciden en las irregularidades de este accionar.