Inicia Mariu la guerra contra el juego y pone fin a más de dos décadas de decretazos

La gobernadora de la Provincia avanzará con la licitación de 3860 máquinas tragamonedas y cerrará las salas de Necochea y Mar de Ajó. El pasado 31 de diciembre, el casino de Valeria del Mar ya había bajado la persiana.
El Canciller - Comentarios

La lucha contra el juego pasa de las palabras a la acción. La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, decidió no renovar los contratos de 3 casinos bonaerenses. Se trata de la concesión de la salas de Necochea, Valeria del Mar y Mar de Ajó. Asimismo, la mandataria dispondrá medidas para que no se produzcan despidos.

Al casino de Valeria del Mar -que cerró sus puertas el 31 de diciembre luego de que la provincia de Buenos Aires decidiera no renovar su contrato- se le sumarán el de Necochea y el de Mar de Ajó.

El cierre de estas tres salas contempla tanto a la actividad de las máquinas tragamonedas -que representa la mayor parte de las ganancias y apuestas de los casinos- como también los juegos de paño.

Para evitar los despidos, la Provincia decidió reubicar a los empleados de las salas en otros casinos de la zona, que participarán en la licitación de las máquinas.

“En estos primeros dos años, nos pusimos como objetivo que el juego no creciera. No se agregó ni una máquina más, no abrimos una sola agencia de lotería y el bingo que estaba a punto de abrirse no abrió. Ahora seguirá una etapa en la que vamos a ir restringiendo cada vez más el juego”, afirmó la mandataria María Eugenia Vidal a Clarín en su afán de lucha contra esta actividad.

“Ahora seguirá una etapa en la que vamos a ir restringiendo cada vez más el juego”

La última licitación de casinos se llevó adelante en 1995. En los 23 años posteriores, no se licitó ninguna sala; por el contrario, todos los contratos con los empresarios del juego fueron realizados por decreto. Asimismo, el gobierno bonaerense generará un sistema de control online para poder regular aún más la actividad de las máquinas tragamonedas.

Los anuncios de la gobernadora afectarán los ingresos de la empresa Boldt, proveedora de la totalidad de las máquinas tragamonedas.